19 Dec 2019 - 12:30 p. m.

Recuperan 11 aves silvestres retenidas ilegalmente en el occidente de Bogotá

Las autoridades ambientales lograron rescatar loras reales, guacamayas, semilleros y turpiales, especie en riesgo alto de extinción). Intensificarán controles durante temporada de fin de año.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), los delitos contra la vida silvestre son más frecuentes en África, Asía y América Latina. Los mamíferos, aves, reptiles y anfibios son las especies más afectadas.  / Cortesía Secretaría Distrital de Ambiente
De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), los delitos contra la vida silvestre son más frecuentes en África, Asía y América Latina. Los mamíferos, aves, reptiles y anfibios son las especies más afectadas. / Cortesía Secretaría Distrital de Ambiente

La Secretaría Distrital de Ambiente, con el apoyo de la Policía Ambiental y Ecológica, logró rescatar 11 aves retenidas ilegalmente como mascotas en una vivienda en el suroccidente de Bogotá. El operativo se desarrolló al interior de una casa ubicada en el barrio El Remanso (localidad de Puente Aranda), luego que un ciudadano denunció la tenencia de varios animales silvestres en este lugar.   

Durante la diligencia, las autoridades ambientales encontraron loras reales, guacamayas azul amarillo, turpiales y un semillero. El turpial es un ave que se encuentra en categoría "vulnerable", es decir, una especie que está enfrentando un riesgo alto de extinción.

(Le puede interesar: La cumbre climática que organizaron los indígenas para cumplir los Acuerdos de París)

En la vivienda donde se realizó el operativo, profesionales de la Secretaría Distrital de Ambiente realizaron las primeras valoraciones de los animales. Allí se logró establecer que estas aves presentaban condiciones físicas precarias, corte de las plumas ubicadas en la cola (en las aves timoneras) y altos niveles de estrés debido al encierro que padecían.

Los 11 animales rescatados fueron trasladados al Centro de Recepción de Fauna Silvestre, donde profesionales del Instituto de Protección Animal adelantan las respectivas valoraciones médicas para determinar cuáles serán los procesos de recuperación y rehabilitación para una posible liberación en su hábitat natural.

(Lea también: La biodiversidad colombiana, una oportunidad para la reincorporación)

Por su parte, el secretario de Ambiente, Francisco Cruz, anunció que el Distrito intensificará la vigilancia y control en las terminales terrestres y aeropuerto de la ciudad con el fin de controlar el tráfico de especies silvestres. Además, hizo un llamado a la ciudadanía para que no haga parte de la red de tráfico de animales silvestres. "Invito a la sociedad para que se concientice sobre el daño ambiental que produce la extracción de fauna de su hábitat", añadió el funcionario.

De acuerdo con Naciones Unidas (ONU), los delitos ambientales son una de las actividades criminales más lucrativas en el mundo. Según la organización, el valor monetario de estos ilícitos alcanzan los 91.000 millones de dólares, “siendo el cuarto crimen más rentable del mundo, después de las drogas, falsificaciones y trata de personas”.

*          *          *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte: