Publicidad
21 Jul 2022 - 8:55 p. m.

Secretaría de Integración Social responde a críticas por cierre de jardines infantiles

De acuerdo con Patricia Bojacá, directora Poblacional de la entidad, el cierre de los jardines se da por terminación del contrato con las operadoras. Sin embargo, los menores siempre son reubicados en otras instituciones educativas.
Secretaría de Integración Social responde a críticas por cierre de jardines infantiles.
Secretaría de Integración Social responde a críticas por cierre de jardines infantiles.
Foto: Gustavo Torrijos

En respuesta a la nota publicada por la sección Bogotá de El Espectador ‘Con protesta evitan cierre de jardín en Ciudad Bolívar ¿hay otros nueve en riesgo?’ publicada el pasado 20 de julio y en la cual se señala que un grupo de padres rechazó el anuncio de cierre de un jardín infantil, la Secretaría de Integración Social indicó que “todos los niños y niñas seguirán estudiando”.

“Lo primero que queremos informar como Secretaría es que la atención de los niños y las niñas está garantizada en Bogotá. Estamos atendiendo más de 70 mil niños”, declaró la directora Poblacional, Patricia Bojacá.

Como se mencionó en la anterior publicación, el aviso del cierre del jardín Semillitas de Amor, ubicado en el sector de Santa Viviana, se debía a inconvenientes entre la Secretaría y el operador del centro de atención de primera infancia con respecto a la finalización del contrato.

Sin embargo, producto de la protesta de los padres, según versiones conocidas por este medio, se logró llegar a acuerdos con la entidad de integración social. En tanto, los menores podrán continuar en la institución educativa por lo menos hasta finales del año 2023.

“Para garantizar la continuidad de la atención, la Secretaría va a hacer una operación directa durante dos meses. El nuevo proceso competitivo (para encontrar un nuevo contratista) lo estaremos publicando el 10 de agosto y se adjudicará a mediados de septiembre”.

De acuerdo con Bojacá, la Secretaría opera actualmente en 42 jardines cofinanciados, que son resultado de procesos competitivos de contratación que tienen una respectiva fecha de terminación. Es por esto que los jardines Dulce María, ubicado en Suba; Alegría de Aprender, en la localidad de Puente Aranda, y Castillo San Lucas Ema y San Antonio, localizado en Ciudad Bolívar, cerraron.

“Hemos garantizado la continuidad en la atención de los niños y las niñas a través de las diferentes modalidades que tiene la Secretaría. Algunos de estos niños han ido a otros jardines nuestros, otros han pasado a otra modalidad que se llama ‘Creciendo Juntos’ y a otros les hemos garantizado el paquete alimentario”, agrega la directora.

Mencionando además que en el caso específico del jardín Semillitas de Amor, la Fundación Pepaso, organización que administra la institución, no subsanó un requisito en el primer bloque de la adjudicación, por lo que su fecha de terminación fue menor.

“Entendemos que esta organización tiene su origen comunitario y requiere algún apoyo para poder cumplir con todos los requisitos en el marco del proceso público, pero en el proceso de contratación tienen que participar varios oferentes y tenemos que evaluarla de la misma manera en que evaluamos a las demás organizaciones”, expone Bojacá.

Nota relacionada: Concejales del Centro Democrático no quisieron oír informe de Comisión de la Verdad.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias