19 Jul 2021 - 7:11 p. m.

Seis integrantes de Primera Línea fueron capturados en Cundinamarca

En el municipio de Soacha la Policía capturó cuatro presuntos responsables del secuestro de un uniformado el pasado 20 de junio, mientras que en Sesquilé fueron encontradas las otras dos señaladas de incinerar el peaje el Roble.

Las autoridades capturaron a seis personas acusadas de haber participado en hechos vandálicos que se presentaron en los municipios de Soacha y Sesquilé, en medio de las manifestaciones que se han dado desde el 28 de julio.

En Soacha fueron capturadas cuatro personas acusadas de participar en el secuestro de un integrante de la Policía, que el pasado 20 de junio fue intimidado por sujetos que lo obligaron a bajar de su moto, en el ‘Puente Metálico’, ubicado en la calle 25 con autopista Sur, y lo llevaron contra su voluntad a un punto de concentración, donde le quitaron sus pertenencias.

Opinión: El poder atemorizador de la barricada en Bogotá.

Entre los capturados se encontrarían integrantes del grupo delincuencial “Los de la 25″, así como el líder de la primera línea de Soacha, a quien además acusan de convocar a ciudadanos en puntos específicos por transmisiones en redes sociales, para luego, supuestamente, organizar acciones violentas en contra de la fuerza pública, la comunidad, el transporte público y la infraestructura vial del municipio.

Ante esto, un juez de control de garantías ordenó medida de aseguramiento domiciliaria para los cuatro capturados, acusados por los delitos de secuestro simple agravado, en concurso heterogéneo y sucesivo con hurto calificado y agravado, en concurso heterogéneo con tortura agravada y daño en bien ajeno.

Le puede interesar: Diez policías imputados por complicidad con una banda de microtráfico en Bogotá.

En Sesquilé fueron capturados otros dos sujetos que habrían vandalizado e incendiado el peaje “El Roble”, así como en el ataque con bombas incendiarias a la alcaldía de Gachancipá, por lo que deben responder por los delitos de terrorismo y perturbación en servicio de transporte público u oficial. Uno de ellos fue enviado a la cárcel, mientras que el otro espera la legalización de los cargos.

En este caso, la Policía asegura que por los actos vandálicos se impidió el paso de insumos médicos y el abastecimiento de alimentos en Bogotá,mientras que por los daños en el peaje se generaron pérdidas por $927 millones.

Comparte: