Publicidad
6 Jan 2022 - 10:37 p. m.

Señalado por crimen de Jonathan se internó en clínica psiquiátrica tras el ataque

El Espectador conoció en exclusiva el documento que confirma que el presunto responsable de atacar al joven con un destornillador, ingresó a una clínica por temas de salud mental al parecer para evitar ser detenido y judicializado. Investigadores del caso señalan que la decisión habría sido respaldada por terceros.
El joven de 27 años fue atacado con un destornillador en un hecho de intolerancia que se presentó en la localidad de Suba.
El joven de 27 años fue atacado con un destornillador en un hecho de intolerancia que se presentó en la localidad de Suba.
Foto: Cortesía Facebook Jonathan Tacuma

Siete días después de presuntamente haber agredido a Jonathan Tacuma, Andrés Camilo Muñoz Rubiano, como fue identificado el supuesto responsable de acabar con la vida del joven de 27 años, se internó en una clínica del norte de Bogotá, tal y como lo evidencia un documento con fecha del 2 de enero pasado, obtenido por este medio de comunicación.

Según versiones de investigadores cercanos al caso, el señalado agresor habría tomado esta decisión al conocer que la familia de la víctima estaba adelantando la respectiva denuncia y las autoridades estaban moviendo las primeras fichas para avanzar en el procedimiento de detención.

LEA: Presunto responsable del asesinato de Jonathan Tacuma no aceptó los cargos

El documento, firmado por una doctora de consulta psiquiátrica, señala que Muñoz Rubiano ingresó por decisión propia al Centro de Atención Prioritaria en Salud Fray Bartolomé, a las 5:18 p.m. del 1 de enero. A pesar de que la certificación médica dice que “por razones de confidencialidad se reserva el diagnóstico”, en esta se lee que estaba internado en la unidad de salud mental y presentaba “heridas múltiples de la cabeza”, además que había sido emitida por petición de la mamá del paciente.

Del momento de su salida del centro asistencial, El Espectador pudo conocer que se habría dado cuando este martes 4 de enero, se confirmó la muerte de Tacuma, porque al parecer pretendía desaparecer de la mirada de las autoridades que ya le seguían la pista.

En contexto: Por pedir que le pusieran bozal a un perro, lo dejaron con muerte cerebral

En las últimas horas se legalizó la captura de Muñoz Rubiano, y la Fiscalía General le imputó el delito de homicidio agravado, el cual no fue aceptado. Se espera que hoy mismo se dé a conocer la decisión sobre la posible privación de la libertad del señalado.

Del momento del ataque a Jonathan Tacuma, su familia indicó que se presentó el pasado 25 de diciembre en el parque del barrio Altos de La Esperanza, de la localidad de Suba, cuando le solicitó a su vecino (Andrés Camilo) que paseara a su perro con bozal porque podría representar un peligro para la comunidad, motivo por el que el señalado tomó un destornillador y le propinó varias heridas en múltiples partes del cuerpo.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias