Publicidad
22 Jul 2022 - 8:29 p. m.

“Solo salieron a poner el cepo, no a indicar cómo funciona”, conductor en Bogotá

El hombre aseguró que para quienes no residen en la capital, es difícil entender cómo funcionan los espacios de parqueo pago. Además, denunció falta de presencia de operadores.
Desinstalar un cepo cuesta $63.000 (motos) y $90.000 (autos).
Desinstalar un cepo cuesta $63.000 (motos) y $90.000 (autos).
Foto: Archivo particular

Tras la puesta en marcha del proyecto de las zonas de parqueo pago en vía, empiezan a conocerse las primeras denuncias de los usuarios por inconformidad en el servicio. Si bien el sistema de parqueo en vía fue socializado con anticipación, hubo un periodo de pedagogía y luego sí empezó a cobrarse, para locales y visitantes entenderlo no ha sido una tarea fácil.

El caso más reciente le ocurrió a Andrés Carrillo, en el norte de la capital, quien visitó la ciudad por temas personales, pero dice haberse llevado una “mala impresión” de cómo funciona el servicio. Según cuenta, cuando observó el aviso de zona de parqueo pago, decidió acomodar su automóvil en uno de estos sitios demarcados, pero debido a que no vio a ningún operador en la vía, no pudo cancelar con anticipación. Al regresar, agrega, tampoco había operadores, pero su vehículo ya tenía un cepo.

LEA: Cepos: ¿la verdadera solución a los mal parqueados en Bogotá?

“Así es como funciona, no hay nadie, nadie nos indicó, solo salieron a poner el cepo de los carros y ahora tenemos que pagar. Pero no hay un guía, no hay una persona, nadie está acá, entonces quiero que quede constancia de esa situación”, expresó en un video que envió a la página de Facebook de El Espectador Bogotá.

Según Carrillo, la inconformidad no es por tener que cancelar un servicio de parqueo en vía, sino por la falta de operadores que le indiquen a los usuarios, o a foráneos como él, que se debe pagar antes de usar el servicio, o de lo contrario se le instalará un cepo para que no se “vuele del lugar sin cancelar”.

Cabe mencionar que el cepo se coloca en los vehículos por dos motivos, el primero es cuando ingresan a la zona de parqueo pago sin cancelar de manera previa, o cuando se les venció el tiempo que pagaron. El segundo es cuando los automóviles o motocicletas se parquean en lugares prohibidos a pesar de que tienen una zona de parqueo pago en vía muy cerca.

Le puede interesar: A la cárcel integrantes de ‘Las Hienas’, banda que hurtaba vehículos en Bogotá

A esta denuncia que adelantó el conductor, se han unido otras voces de rechazo a la medida, pues aseguran que además de la falta de señalización, deberían cobrar cuando acabe el servicio y no antes. “Yo he usado este servicio en la ciudad y me encuentro con personas mal entrenadas, groseras, que solamente esperan que pasen los 30 minutos para poner el cepo. Como le dije a una de ellas: si ya pagué 30 minutos y me paso 10 minutos más, cuando regrese pago la otra media hora, ¿no hay lío cierto? (y respondió) ‘Pues no… toca estar tres minutos antes de que se venzan los 30 minutos pagados, para pagar otros 30 o si no el cepo va… No lo recomiendo, usen los parqueaderos tradicionales, salen más económicos”, manifestó otro conductor.

Por ahora, la Secretaría de Movilidad y la Terminal de Transporte de Bogotá, quienes administran estos espacios, han dejado claro que el funcionamiento de este proyecto ya está establecido, por lo que no podrá cambiarse la forma de cobrar, pero sí se espera que hagan una regulación más detallada a la cantidad de operadores que están en los sitios para orientar a los usuarios.

¿Cómo le fue a la instalación de cepos?

Los cepos en Bogotá se han instalado desde el pasado 11 de febrero. Según cifras de la Secretaría de Movilidad, hasta el pasado 30 de junio, se han instalado 1.679 cepos a carros y motos que, a pesar de tener cerca la zona de parqueo, no la usan y se estacionan en sitios prohibidos. Mes a mes la cifra ha aumentado entre 30 y 40 casos, aproximadamente.

Otras noticias: Secretaría de Movilidad autoriza nuevos cierres viales en Bogotá

Los datos discriminados de instalación de cepos son los siguientes: en febrero, cuando empezó a regir la medida (superada la fase pedagógica), se pusieron 119 cepos en carros y 37 en motos; en mazo fueron 269 y 90, respectivamente; en abril, 310 y 69; en mayo, 337 y 45, mientras que en junio el indicador alcanzó el número más alto: 369 en carros y 34 en motos.

Estas cifras, de acuerdo con expertos, dejarían ver que la solución a los mal parqueados no son los cepos, sino, más bien, la cultura ciudadana. Según José Stalin Rojas, experto en movilidad y director del Observatorio de Movilidad de la U. Nacional, la medida, como la ha planteado el Distrito, estaría dando resultados, porque se le están dando uno a los cepos comprados, pero lo que podría estar fallando serían los conductores, pues las cifras indican que, a pesar de las restricciones, siguen las infracciones.

“El parqueo en vía es una solución de infraestructura que necesita ser complementada con el comportamiento ciudadano. Las cifras por esta mala práctica son preocupantes desde hace tiempo”, señaló Rojas, quien agregó que, pese a que en las últimas cuatro administraciones se ha fortalecido la infraestructura de la capital, no se le ha dado una mirada a lo cultural.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias