Bogotá

1 Sep 2020 - 12:08 p. m.

Terminal de Bogotá se reactivó: 14.100 pasajeros volverán a viajar cada día

La Terminal de transporte abrió de nuevo sus puertas a todos los usuarios, que deberán cumplir con varias normas de prevención antes, durante y después del viaje. La reactivación se hizo con la campaña “En bus por Colombia”, que promociona el redescubrimiento del país en su nueva normalidad.

Septiembre llega con su nueva realidad para Bogotá y el país. A partir de este martes, poco a poco a las diferentes actividades retornan a la normalidad, pero con las nuevas disposiciones que exige la pandemia. Desde este mes y hasta finales de año los capitalinos verán modificaciones en los diferentes sectores que se reactivan, como los restaurantes, los centros comerciales, los parques y el transporte terrestre, que desde el pasado fin de semana vienen abriendo sus puertas de forma gradual.

Desde las 6:00 a.m. de este martes la principal Terminal de transporte de Bogotá, ubicada en el sector del Salitre, localidad de Fontibón, abrió de nuevo sus puertas a todos los usuarios. Vale recordar que la terminal nunca cerró sus puertas, pues desde el primer día de aislamiento preventivo estuvo abierta y operando solo para los usuarios exceptuados en las normas nacionales y distritales.

>LEA: ¿Cómo funcionará el transporte terrestre desde este 1 de septiembre?

La reapertura a todos los usuarios se hizo con la campaña “En bus por Colombia”, que invita a los pasajeros a redescubrir el país en su nueva realidad, mediante viajes por carretera.

Uno de los cambios más importantes que vienen con los protocolos es que los buses irán al 50 % de capacidad. En ese sentido, según calcula la terminal, con la reapertura viajarán cada día, en promedio, 14.100 pasajeros en 1.220 vehículos. En un día normal de 2019 se registraba la salida de 28.300 viajeros en 3.060 buses.

Durante los meses que duró la cuarentena en la ciudad la terminal operó máximo al 5 % de capacidad. Entre el 7 de mayo y el 30 de agosto, la sede del Salitre registró la salida de 200.200 mil pasajeros en 15.800 vehículos, lo que corresponde al 5 % de pasajeros y el 4 % de vehículos de la operación que había antes de la emergencia sanitaria. Para comparar, en el mismo periodo de 2019 viajaron 4.867.556 personas en 511.876 vehículos.

>VEA: Galería: Así se preparan las terminales de Bogotá para su posible reapertura

La reapertura, además de volver a conectar a Bogotá con el resto del país, supone una importante reactivación de empleos, pues es un sector del que dependen unos 160.000 empleos, 30.000 de esos directos del sector transporte entre conductores, auxiliares, taquilleros y administrativos; 1.200 del servicio conexo del comercio y 120.000 trabajos indirectos.

Protocolos y recomendaciones de viaje

Los viajeros notarán los cambios apenas ingresan a la terminal. Allí se desplegó todo tipo de señalización en el piso y las paredes, con información sobre los cuidados para evitar el contagio de Covid-19. A las entradas de los módulos y en las salas de espera hay calcomanías en el suelo y las sillas, para asegurar la distancia de dos metros entre viajeros. De igual forma, en los locales comerciales de la terminal adecuaron divisiones con acrílico para mantener la distancia entre vendedores y clientes.

Los viajeros deberán llegar a a la terminal una hora antes, con el fin de tener el tiempo suficiente para cumplir todo el protocolo sanitario. Cada usuario deberá tener su tiquete comprado, o la reserva en su defecto, pues la venta en las taquillas se hará de forma excepcional. No sobra recordar que cada pasajero deberá llevar tapabocas. De no hacerlo, o de negarse a cumplir los protocolos y el distanciamiento, la persona no podrá viajar.

Para incentivar el constante lavado de manos, en cada uno de los ingresos de las terminales se dispusieron zonas con baterías para lavado y desinfección. También, cada puerta tendrá cámaras termográficas para medir la temperatura de las personas que ingresan a la terminal. Para garantizar el distanciamiento físico, en cada módulo pueden entrar máximo 125 usuarios a la vez.

Antes de abordar los buses, a los pasajeros se les hará desinfección de zapatos. El conductor, por su parte, deberá presentar el certificado de desinfección del vehículo y en todo momento deberá estar con un traje completo de bioseguridad con el logo de la empresa, además de tapabocas guantes y careta.

Previo al inicio del viaje, un operario de la empresa transportadora dará a los viajeros las recomendaciones finales de acuerdo con los protocolos que implementó y que previamente debe presentar a la terminal para su aprobación. Una de las medidas más importantes que deben garantizar las empresas es practicar a todos sus trabajadores, especialmente a conductores, las pruebas PCR y cada 15 días realizar pruebas rápidas. Durante el recorrido las normas son básicas: no hablar por teléfono, no consumir alimentos, no llevar cobijas o almohadas, no viajar con mascotas y no llevar mucho equipaje.

Además de la capacidad, también se recortarán los horarios y durante la nueva realidad funcionará solo de 6:00 a.m. a 10:00 p.m. A pesar de que la orden es que los buses no sobrepasen el 50 de capacidad, si en un despacho viajan personas del mismo núcleo familiar el aforo mínimo podría sobre pasar dicho porcentaje.

Para quienes lleguen a la capital, el descenso de los buses demandará otro proceso. Al bajar del vehículo habrá un funcionario de la Secretaría de Salud que realizará un control a los viajeros, con toma de temperatura y un cuestionario sobre su estado de salud y el motivo del viaje a la capital.

Si un viajero llega a presentar síntomas de coronavirus, en la terminal se acondicionó un área de cuarentena y aislamiento, a la que será llevado para quedar a disposición de personal de la Secretaría de Salud.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X