16 Jul 2021 - 5:38 p. m.

Trampas mortales y heridos dejaron disturbios en la noche del jueves en Bogotá

Lo que inició con protestas pacíficas en el Country Sur y 20 de julio, se convirtió en violentos enfrentamientos al caer la noche. Autoridades reportaron heridos, además del uso cuerdas y alambres amarrados en los postes para tumbar a policías motorizados.
En el lugar hizo presencia la Fuerza Disponible y el Esmad.
En el lugar hizo presencia la Fuerza Disponible y el Esmad.

No cesan los enfrentamientos entre encapuchados y Policías en Bogotá. Esta vez durante la noche del jueves 15 de julio, se reportaron disturbios en el sur de la ciudad, exactamente en el barrio 20 de julio y Country Sur, donde hubo protestas pacíficas en la tarde, que terminaron en bloqueos y finalmente disturbios en la noche.

LEA: Cuatro de cada cinco mujeres consideran que Bogotá es una ciudad insegura

Según la Secretaría de Movilidad, desde las 8:40 p.m. se presentaron bloqueos, por lo que llegaron a la zona policías y uniformados del Esmad, que intentaron dispersar a los manifestantes.

Vecinos del lugar reportaron a Noticias Caracol que los uniformados intervinieron en el lugar con violencia, mientras que la Policía aseguró que fueron atacados con caucheras y piedras por los encapuchados.

Además se presentaron graves denuncias por parte de la ciudadanía, ante la instalación de cuerdas y cables amarrados entre los postes que atraviesan la calle, para impedir el paso y causar lesiones a los uniformados, como el que generó en días pasado la muerte de un joven motociclista en el Portal Américas.

Vándalos volvieron a instalar alambres de poste a poste en Bogotá

Los enfrentamientos se extendieron hasta las 10:00 p.m. Tras los hechos, se reportaron tres policías heridos, así como casos de abuso policial.

Se espera que el próximo 20 de julio se retomen las movilizaciones en el país. Para esa fecha, se tiene prevista la llegada de la minga indígena, así como de diferentes primeras líneas que confirmaron su arribo a Bogotá. Ante esto, la Policía instaló 10 puestos de control en las entradas de la ciudad, mientras el Distrito trabaja de la mano con el Gobierno Nacional y manifestantes para garantizar manifestaciones pacíficas.

Comparte: