Publicidad
23 May 2022 - 12:58 p. m.

Así se comportan los elefantes asiáticos con sus parientes muertos

Analizando videos de YouTube, tres investigadoras de la India describieron las reacciones más comunes de los elefantes asiáticos tras la muerte de sus semejantes. El tacto es lo más importante para estos animales, concluyen.
Tras la muerte de un elefante, el comportamiento más observado fue el tacto.
Tras la muerte de un elefante, el comportamiento más observado fue el tacto.
Foto: Pixabay

Desde hace años, los científicos se han preguntado qué hacen los animales cuando uno de los suyos muere. Las investigaciones se han centrado en los elefantes, ya que, por trabajos previos, se sabe que son emocionalmente inteligentes y porque han demostrado que, especies como los elefantes africanos salvajes, se interesan por los huesos de sus muertos.

Un nuevo trabajado, realizado por tres investigadoras de la India y publicado en la más reciente edición de Royal Society Open Science, analizó 24 videos de YouTube para describir un repertorio de respuestas tanatológicas, es decir de comportamientos relacionados con la muerte, en elefantes asiáticos (Elephas maximus). (Puede leer: Así eran los cocodrilos que convivieron con los dinosaurios)

“La mayoría de los casos reportados mostraron algunas formas de cambios de postura corporal”, señala el trabajo, y expone que en 15 casos los animales se mostraron alerta, mientras que, en nueve videos, los elefantes estaban inquietos. La inmovilidad fue el tercer comportamiento corporal más observado por los científicos. También encontraron que estos animales suelen explorar los cuerpos muertos, investigando, acercándose o hurgando.

La investigación señala que en diez casos se pueden ver reacciones de apoyo que consisten en levantar, soportar o empujar a los animales muertos. Sin embargo, “tocar fue la reacción tanatológica más común, con 21 casos”, concluye el trabajo. Toques en el tronco, patas o la cabeza; descansos en distintas partes del cuerpo; incluso patadas, fueron los comportamientos más observados. (Le puede interesar: Encuentran un cráneo humano de hace 8.000 años en el río Minnesota de EE.UU.)

El trabajo adelantado por este grupo de científicas también sirvió para corroborar algunas reacciones que no estaban registradas en la literatura científica pero que eran conocidas en las comunidades locales. Por ejemplo, que las madres cargan a sus crías muertas. “Ese transporte en sí mismo puede indicar que son conscientes de que a la cría le pasa algo”, le dijo a The New York Times la doctora Sanjeeta Sharma Pokharel, autora principal de la investigación.

Sobre la particular fuente de los datos, YouTube, las autoras del trabajo afirmaron que comportamientos como el apareamiento, el parto o la muerte, son fundamentales para comprender la historia natural de los animales. Sin embargo, en animales tan esquivos como los elefantes asiáticos, estos pueden ser muy difíciles de observar. (También puede leer: Atlas de células humanas: se abre la puerta a un nuevo mundo)

“Por lo tanto, la documentación oportuna de comportamientos raros es valiosa para descifrar la complejidad del comportamiento de una especie. En este contexto, las plataformas digitales pueden servir como fuentes de datos útiles para estudiar los comportamientos raros de los animales”, apuntaron las investigadoras.

Síguenos en Google Noticias