Publicidad
21 May 2022 - 9:13 p. m.

Encuentran un cráneo humano de hace 8.000 años en el río Minnesota de EE.UU.

Hace unos meses, dos kayakistas encontraron algo similar a un hueso humano en el condado de Renville. Inicialmente, las autoridades pensaron que se trataba de una víctima reciente de asesinato. Pero una datación realizada por medio de carbón reveló que se trataba del cráneo de un hombre que vivió entre 5500 y 6000 a.C.
El cráneo será entregado a las autoridades indígenas.
El cráneo será entregado a las autoridades indígenas.

En septiembre del año pasado, dos kayakistas en Estados Unidos encontraron flotando algo similar a un hueso color marrón hacia la orilla del río, por lo que informaron a las autoridades del condado de Renville. El hallazgo se explica por las altas temperaturas del año pasado que incidieron en que bajara el nivel del agua.

Desde la Oficina del Sheriff de Renville enviaron la pieza a un médico forense y luego a un antropólogo forense del FBI, creyendo que se trataba de una víctima reciente de asesinato. Esta semana, una datación por medio de carbono reveló que el cráneo perteneció a un hombre joven que vivó entre el 5500 y 6000 a.C.

Los expertos señalan que posiblemente estuvo en lo que hoy es Minnesota en el periodo arcaico, cuando la alimentación humana se basaba en la agricultura de subsistencia. El antropólogo del FBI evidenció que el hombre probablemente sufrió una herida grave en la cabeza pues encontró un “traumatismo por objeto contundente”. Sin embargo, no se sabe si ese fue el motivo de su muerte. (Lea: Boeing repite el lanzamiento de su nave Starliner a la Estación Espacial Internacional)

Kathleen Blue, profesora de antropología en la Universidad Estatal de Minnesota, afirmó para el New York Times que posiblemente este hombre tenía una dieta basada en plantas, peces, tortugas, mejillones de agua dulce y ciervos. La investigadora señala que “probablemente no hubo tanta gente deambulando por Minnesota hace 8.000 años porque los glaciares solo se retiraron unos pocos miles de años antes de eso”. “De ese período no sabemos mucho”, puntualizó.

Sobre el golpe en el cráneo, la profesora Blue apuntó que los bordes de la herida eran suaves, por lo que posiblemente el hombre pudo haberse curado y no haber muerto como consecuencia del golpe. “El hueso tiene una capacidad increíble para tratar de arreglarse solo después de haber sufrido una lesión traumática”. (Lea: Atlas de células humanas: se abre la puerta a un nuevo mundo)

Cuando los expertos revelaron de qué se trataba la pieza encontrada por los kayakistas se levantó una polémica. Una de las oficinas del condado de Renville publicó un comunicado con la información del cráneo, incluyendo imágenes. Ante esto, el Consejo de Asuntos Indígenas de Minnesota respondió afirmando que la publicación de las imágenes era algo “muy ofensivo para la cultura nativa americana”, por lo que la publicación fue eliminada. Además, las autoridades no se comunicaron con el Consejo, sino que este se enteró del hallazgo por el comunicado.

“Ver a los antepasados nativos americanos exhibidos y tratados como parte de la historia es traumático para muchos nativos americanos ya que, durante siglos, los entierros de los nativos americanos fueron saqueados, destrozados y destruidos”, afirmó en otro comunicado Dylan Goetsch, especialista en recursos culturales del Consejo de Asuntos Indígenas de Minnesota. Sin embargo, la investigadora Blue señala que si el cráneo no hubiera sido enviado a los médicos y antropólogos forenses posiblemente no se habría podido analizar el cráneo, teniendo en cuenta la Ley de Cementerios Privados de Minnesota. (Le puede interesar: (En imágenes) Las mejores fotos de la Vía Láctea vista desde la Tierra)

El cráneo será entregado a las autoridades indígenas.

Síguenos en Google Noticias