Publicidad

Descubren la especie de medusa más antigua en fósiles de más de 500 millones de años

En fósiles de más de 505 millones de años, científicos hallaron la especie más antigua de medusa nadadora hasta ahora conocida. Las medusas están conformadas en un 95 % por agua y se descomponen fácilmente, por lo que no es común encontrar especímenes fosilizados.

02 de agosto de 2023 - 02:44 p. m.
Uno de los fósiles encontrados en Burgess Shale, en Canadá.
Uno de los fósiles encontrados en Burgess Shale, en Canadá.
Foto: Royal Ontario Museum

Científicos encontraron en la zona de Burgess Shale, Canadá, la especie más antigua de medusa, descubierta en fósiles de más de 505 millones de años. Los hallazgos fueron publicados en un artículo en The Royal Society.

La especie, denominada Burgessomedusa phasmiformis, se asemeja a una gran medusa nadadora con un cuerpo en forma de campana de hasta 20 cm de altura. Tenía aproximadamente 90 tentáculos cortos que le permitían capturar presas.

(Lea: La Nasa detecta señal de ‘Voyager 2′, la sonda de la que había perdido contacto)

Las medusas hacen parte de los medusozoos, un subgrupo de cnidarios, el grupo de animales más antiguo que existe. Están conformadas en un 95 % por agua y se descomponen fácilmente, por lo que no es común encontrar especímenes fosilizados.

Jean-Bernard Caron, curador de paleontología de invertebrados del Royal Museum de Ontario y coautor de la publicación, afirmó para The Guardian que “encontrar animales tan increíblemente delicados preservados en capas de roca en la cima de estas montañas es un descubrimiento maravilloso”.

(Lea: Petro se reunió con el director de la Nasa, ¿de qué hablaron?)

Burgess Shale es un área conocida por los fósiles que allí se encuentran, que generalmente se hallan bien conservados. Para Caron, el descubrimiento “agrega otro linaje notable de animales que Burgess Shale ha preservado para hacer una crónica de la evolución de la vida en la Tierra”.

La evolución de las medusas se ha estudiado a través de diferentes etapas microscópicas de larvas fosilizadas, así como por medio de estudios moleculares de medusas vivas. Estos animales, junto a sus parientes, “han sido notablemente difíciles de precisar en el registro fósil del periodo Cámbrico”, pese a pertenecer a uno de los primeros grupos de animales, agregó Joe Moysiuk, coautor de la investigación y estudiante de paleontología en la Universidad de Toronto.

(Lea: Astrónomos logran, por primera vez, generar el sonido de una estrella al titilar)

El artículo señala que estos fósiles descubiertos “demuestran un origen antiguo para la etapa de vida de la medusa que nada libremente y respalda un número creciente de estudios que muestran una diversificación evolutiva temprana durante la transición Precámbrico-Cámbrico tardío”.

Además, el descubrimiento de Burgessomedusa phasmiformis demostró que la cadena alimenticia del Cámbrico era mucho más compleja de lo que se creía.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar