Publicidad
14 Jul 2022 - 6:13 p. m.

Detectan “latido” de radio a miles de millones de años luz de la Tierra, ¿qué es?

Astrónomos detectaron la ráfaga de radio rápida más larga y periódica hasta el momento. Aunque su fuente exacta no se conoce, se sabe que estas ráfagas se utilizan como un reloj astrofísico para medir el ritmo de expansión del universo, entre otras cosas.
Telescopio principal del Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (Chime) que captura las FRB.
Telescopio principal del Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (Chime) que captura las FRB.
Foto: CHIME

Los científicos de la colaboración del Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (Chime, por sus siglas en inglés) no salen de su asombro tras haber capturado una extraña y persistente señal de radio cuyo origen estaría a miles de millones de años luz en una lejana galaxia.

Según cuenta la oficina de prensa del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), una de las universidades más prestigiosas del mundo y parte de Chime, la señal está clasificada como una ráfaga de radio rápida o FRB, que son “ráfagas intensamente fuertes de ondas de radio de origen astrofísico desconocido”. (Puede leer: Agencia Espacial Europea lanzó el cohete Vega-C, ¿cuál es su misión?)

Lo particular, señalan los investigadores, es que estas ráfagas suelen durar unos pocos milisegundos. Sin embargo, la nueva señal persiste hasta por tres segundos, lo que es unas 1.000 veces más que la duración media de las otras FRB detectadas.

Además, en un artículo que publicaron en Nature, donde cuentan las particularidades de esta ráfaga de radio rápido que detectaron, resaltan que el equipo identificó que esta RFB se repite cada 0,2 segundos, mostrando un claro patrón periódico, “similar al de un corazón que late”. (Le puede interesar: Helena Groot, primera mujer presidenta de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas)

Aunque los investigadores saben que la fuente de la señal se encuentra en una galaxia lejana a miles de millones de años luz de la Tierra, aún no saben con precisión de dónde proviene. En cualquier caso, la FRB detectada fue bautizada como 20191221A, y es, actualmente, la más larga y con el patrón periódico más claro detectada hasta el momento.

Las ráfagas de radio rápido suelen utilizarse como un reloj astrofísico, explican desde el MIT. “Por ejemplo, la frecuencia de los estallidos, y cómo cambian a medida que la fuente se aleja de la Tierra, podría utilizarse para medir el ritmo de expansión del universo”. (También puede leer: Sentémonos todos a la mesa de la generación y distribución del conocimiento)

Daniele Michilli, quien realiza un post-doctorado en el Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT y que participó en esta investigación, señaló que “no hay muchas cosas en el universo que emitan señales estrictamente periódicas”.

Sobre qué cuál podría ser el origen de las señales, Michilli manifestó: “Los ejemplos que conocemos en nuestra propia galaxia son los púlsares de radio y los magnetares, que giran y producen una emisión similar a la de un faro. Y creemos que esta nueva señal podría ser un magnetar o púlsar con esteroides”. Tanto el púlsar de radio, como los magnetares, son tipos de estrellas de neutrones con núcleos colapsados de estrellas gigantes extremadamente densos y que giran rápidamente.

Síguenos en Google Noticias