9 Apr 2019 - 2:36 p. m.

Dueños de perros serían más felices que los que tienen gatos, según encuesta

Esto reveló la “General Social Survey 2018”, una popular encuesta que se hace desde 1972 en Estados Unidos, pero que, por primera vez, incluyó preguntas sobre posesión de mascotas.

- Redacción Ciencia

los dueños de perros tienen el doble de probabilidades que los dueños de gatos de decir que están muy felices.  / Pixabay
los dueños de perros tienen el doble de probabilidades que los dueños de gatos de decir que están muy felices. / Pixabay

El eterno dilema entre gatos y perros ahora tiene una pista más para resolverse. Se trata de una serie de preguntas que formuló la General Social Survey 2018 a varios hogares estadunidenses para conocer qué tan distintos podían ser los dueños de perros y gatos. (Lea: La ciencia lo confirma: los gatos saben su nombre, pero nos ignoran)

La encuesta, que se realiza en Estados Unidos desde 1972 a entre 1.500 y 3.000 adultos, por primera vez indagó sobre las mascotas. Así no solo llegó a la conclusión que, en este país, seis de casa diez hogares tienen mascota, sino que en aquellos donde hay un perro en vez de un gato son más felices.

Para empezar, el equipo encontró que, sorprendentemente, hay poca diferencia entre los dueños de mascotas y los no propietarios en lo que se refiere a la felicidad. Los dos grupos son estadísticamente indistinguibles de la posibilidad de identificarse como "muy felices". Pero cuando se desglosan los datos por tipo de mascota (gatos, perros o ambos), surge una división asombrosa: los dueños de perros tienen el doble de probabilidades que los dueños de gatos de decir que están muy felices, ya que las personas que poseen ambos se encuentran en algún punto intermedio.

“Estas diferencias son bastante grandes: la brecha de felicidad entre los dueños de perros y gatos es mayor que la de las personas que se identifican como de clase media y alta, y casi tan grande como la brecha entre quienes dicen que están en una situación "justa" versus "buena" o excelente "salud”, explica el periodista Christopher Ingraham en The Washington Post. (Lea: Los perros como los hombres muestran mayores tasas de infertilidad)

Sin embargo, también aclara que, cuando se trata de estadística, “correlación no es lo mismo que causa”. Lo que quiere decir, en otras palabras, la razón por la que las personas con perros se consideran felices puede atribuirse a otras causas. Por ejemplo, la encuesta también encontró que las personas que tenían perros también tenían más probabilidad de estar casadas o tener casa propia que las que tenían gatos. Factores que, ala final, también contribuyen a una mejor sensación de bienestar y “felicidad”.

Ahora, la encuesta también les preguntó a las personas que tenían mascota sobre cómo interactúan con ellos. Los que tenían perro solían mencionar que buscaban a su mascota más en momentos de estrés, señalaron más probabilidades de jugar con ella y más probabilidades de considerar a su mascota como un miembro de su familia. Diferencias que también sugieren un vínculo social más fuerte entre una persona y un perro, que una persona y un gato. (Lea: ¿Se debe limitar el número de mascotas por familia?)

 

Síguenos en Google Noticias