Publicidad

El James Webb detecta el agujero negro supermasivo activo más distante hasta ahora

La galaxia CEERS 1019 existió poco más de 570 millones de años después del Big Bang, y aunque su agujero negro es muchísimo más “liviano” que otros similares, se ha convertido en el más distante hasta ahora encontrado.

07 de julio de 2023 - 06:54 p. m.
Telescopio Espacial James Webb.
Telescopio Espacial James Webb.
Foto: NASA-GSFC, Adriana M. Gutierrez (CI Lab)

Desde que fue lanzado en diciembre de 2021, el telescopio espacial James Webb no ha dejado de sorprender a los astrónomos, y al mundo en general, por los descubrimientos que ha permitido. Ahora, un equipo de científicos que explora el universo con este telescopio, acaba de anunciar que han descubierto tres agujeros negros que existieron unos cuantos millones de años luego del Big Bang. (Puede leer: Esta es la imagen más nítida que se conoce del embrión vivo de un humano)

Investigadores del programa CEERS del James Webb, que es dirigido por Steven Finkelstein, de la Universidad de Texas en Austin, han descubierto que uno de esos tres agujeros negros, corresponde a la galaxia CEERS 1019, la cual existión poco más de 570 millones de años después del Big Bang. Pero no solo eso, se trataría del agujero negro supermasivo activo más distante hasta la fecha.

Según la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa, por sus siglas en inglés), una de las agencias responsables del James Webb, “CEERS 1019 no solo destaca por su antigüedad, sino también por lo poco que pesa su agujero negro”. (Le puede interesar: El telescopio Euclid y la expansión del universo)

Este agujero negro pesa aproximadamente unos nueve millones de masas solares. Para hacerse una idea, otros agujeros negros que también existieron en el universo primitivo, como se conoce a estas etapas, “suelen contener más de 1.000 millones de veces la masa del Sol”, explica la Nasa.

De hecho, el CEERS 1019 es tan “liviano”, que la agencia espacial considera que es más apropiado compararlo con el agujero negro que se encuentra en el centro de la Vía Láctea y que contiene 4,6 millones de veces la masa del Sol. (También puede leer: Las mutaciones genéticas no hereditarias que se relacionarían con la esquizofrenia)

Sin embargo, el poder del James Webb es tal, que el equipo de investigadores pudo distinguir otras dos agujeros negros más pequeños pero también muy distantes. Se trata, como explicó Dale Kocevski, del Colby College de Waterville (Estados Unidos), de uno que está al interior de la galaxia CEERS 2782 y que existió solo 1.100 millones de años después del Bing Bang.

El segundo, en la galaxia CEES 746, existió unos 1.000 millones de años después de que se empezará a formar el universo. (Puede interesarle: Un nuevo descubrimiento del James Webb sobre el universo primitivo)

“Con Webb, no solo podemos ver agujeros negros y galaxias a distancias extremas, sino que ahora podemos empezar a medirlos con precisión. Ese es el tremendo poder de este telescopio”, explicó Finkelstein. Se espera que con la información que han podido recolectar, puedan explicar cómo se formaron estos primeros agujeros negros.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar