Publicidad

Encuentran 10 cocodrilos momificados en una tumba egipcia

Muchos museos de todo el mundo tienen momias de animales egipcios en sus colecciones y entre ellas se encuentran a menudo cocodrilos. Estos especímenes fueron recolectados en gran número, especialmente a finales del siglo XIX y principios del XX. El Museo Egipcio de El Cairo y el Musée des Confluences de Lyon poseen las mayores colecciones de momias de animales, aunque en muchos casos se desconoce el origen.

19 de enero de 2023 - 12:40 p. m.
Vista general de los cocodrilos durante la excavación que muestra los números que se les atribuyen antes de levantarlos. /Plos One
Vista general de los cocodrilos durante la excavación que muestra los números que se les atribuyen antes de levantarlos. /Plos One
Foto: Plos One

Desde 2008, un equipo de la Universidad de Jaén (España) ha estado realizando trabajo de campo en las tumbas de roca de Qubbat al-Hawā, un sitio en la orilla occidental del Nilo. En este tipo de excavaciones los restos de fauna son relativamente raros y consisten principalmente en animales intrusos que ingresaron a los depósitos de las tumbas a través de procesos naturales. En algunas ocasiones se encuentran cráneos de ganado y las extremidades de los pies que pueden considerarse obsequios funerarios.

Los investigadores reportan en un artículo publicado en la revista PLoS ONE el hallazgo de un depósito excepcional de cocodrilos encontrado durante las excavaciones de 2019 en una tumba intacta. Se trata de cinco animales grandes, más o menos completos, así como cinco cráneos de cocodrilos también relativamente grandes. Aunque varios cientos de momias de cocodrilos están disponibles para su estudio en museos de todo el mundo, no muchos especímenes han sido sometidos a una investigación detallada.

Puede ver: Descubren la piedra rúnica más antigua del mundo en Noruega

El estudio de estas momias se complica por los vendajes y porque a menudo se aplican grandes cantidades de resina o betún a los cuerpos de los animales. Por lo tanto, se han utilizado métodos de imagen no invasivos (tomografía computarizada y radiografías). En los diez individuos se pudo observar la superficie exterior del cráneo trasero, el área donde algunos cocodrilos muestran daños asociados con la matanza.

No es fácil determinar cómo y dónde se obtuvieron los cocodrilos. Los investigadores señalan que parece poco probable que fueran abundantes cerca del sitio donde fueron encontrados, ya que el área de Asuán no proporciona condiciones de vida adecuadas para los cocodrilos. Ocasionalmente, se representa la captura real de cocodrilos en la antigüedad, principalmente con redes y, a veces, con arpones desde un bote.

La característica más llamativa de esta colección de cocodrilos es la gran variación en el estado de conservación de las momias, dicen los autores del estudio. El único individuo cuya piel y otros tejidos blandos aún se conservaron presentaba daños en la punta de la cola y en las extremidades de las patas. El mismo daño a esas partes del cuerpo es evidente por la pérdida de elementos esqueléticos en dos esqueletos bastante bien conservados. Dos cocodrilos más estaban muy incompletos con la pérdida de la mayoría de las partes de la columna vertebral y la mayoría de las costillas, así como las patas.

Puede ver: Estos son los peores lugares para refugiarse de una bomba nuclear

Este patrón no está relacionado con las condiciones de conservación en el sitio, pero indica que algunos de los cadáveres de cocodrilos secos ya eran de mala calidad, desarticulados o descompuestos cuando fueron depositados. Los cocodrilos se han asociado a rituales de culto a Sobek, una deidad de la fertilidad adorada en el antiguo Egipto.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar