Publicidad
28 Sep 2021 - 3:10 p. m.

Encuentran fósil de la que sería una de las especies de aves rapaces más antiguas

Paleontólogos encontraron, en el sur de Australia, un fósil de águila de 25 millones de años. De acuerdo con el estudio, publicado en la revista Historical Biology, este individuio tiene características diferentes a las de los halcones y águilas modernos, por ejemplo.
Esta sería la Archaehierax sylvestris, la nueva especie de águila identificada.
Esta sería la Archaehierax sylvestris, la nueva especie de águila identificada.
Foto: Jacob Blokland / Flinders University

Un fósil de 25 millones de años fue descubierto por un grupo de paleontólogos en una finca ganadera remota en el sur de Australia. Los resultados de una investigación, publicados en la revista Historical Biology, señalaron que este ejemplar sería una de las especies de rapaces más antiguas del mundo. (Lea: Encuentran fósil de una nueva especie de ballena de cuatro patas)

El ejemplar fue encontrado en 2016 en la orilla de un seco del sur de Australia, conocido como el lago Pinpa y, desde entonces los 60 huesos hallados han sido estudiados por los paleontólogos, quienes determinaron que tiene características diferentes a las de los halcones y águilas modernos, por ejemplo.

Para Ellen Mather, doctora de la Universidad de Flinders y autora principal del estudio, esta ave antigua, además, era un poco más pequeña que un águila de cola de cuña, con una envergadura de 15 centímetros. “Probablemente habría sido una de las águilas más grandes que existían en ese momento, según lo que sabemos”, añadió.

Mather explicó que aunque en la actualidad este lago es un hábitat desértico, hace 25 millones de años, época del fósil, este lugar al parecer era un bosque lluvioso con una cantidad considerable de cuerpos de agua. Quizás por esto, añadió la experta, es probable que la mayoría de las aves y mamíferos pequeños y medianos que también estaban vivos en ese momento hubiesen aprovechado este ecosistema. (Puede leer: Identifican nueva especie de pingüino en Nueva Zelanda)

“El águila tenía alas relativamente cortas para su tamaño, pero patas largas. Eso es bastante común en las águilas del bosque. Es una adaptación para esencialmente tener que volar a través de un espacio más abarrotado en comparación con las águilas que viven en espacios más abiertos como pastizales o bosques”, aclaró Mather, estableciendo una relación de por qué podría ser este un fósil de un ave de bosque.

Otra de las características que logró establecer el grupo de paleontólogos sobre este fósil es que no era un volador muy rápido, pero si habría sido una especie bastante ágil, capaz de hacer giros rápidos y probablemente habría esperado a que la presa deambulara a una distancia de ataque.

Con estos resultados, dijo Mather, se logró demostrar que Australia tenía un linaje endémico de águilas al principio de la historia de la evolución de los animales. “Muestra que incluso hace 25 millones de años, esta familia [los Accipitridae] estaba ampliamente distribuida a nivel mundial, pero también ya se estaba diversificando, y Australia parece haber sido un lugar de diversidad única incluso en ese entonces”, añadió. (Le puede interesar: Estos fósiles podrían ser la forma de vida animal más vieja del planeta)

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

aves rapacesAvesFósiles