Publicidad

Hallaron a un sacerdote enterrado con una curiosa posición hace 3.000 años en Perú

El hombre fue enterrado hace miles de años junto a cerámicas antiguas y sellos con forma de Jaguar. Es la primera vez que un descubrimiento de ese tipo se realiza en la provincia de Chota, en Cajamarca, Perú.

04 de septiembre de 2023 - 08:38 p. m.
Un grupo de arqueólogos japoneses y peruanos halló la tumba de un sacerdote de 3.000 años de antigüedad junto a ofrendas de cerámicas, en un sitio ceremonial del norte de Perú. También, se encontraron dos sellos, uno con diseños de una cara antropomorfa y otro con la cara de un jaguar.
Un grupo de arqueólogos japoneses y peruanos halló la tumba de un sacerdote de 3.000 años de antigüedad junto a ofrendas de cerámicas, en un sitio ceremonial del norte de Perú. También, se encontraron dos sellos, uno con diseños de una cara antropomorfa y otro con la cara de un jaguar.
Foto: AFP - HANDOUT

Un equipo de arqueólogos hizo un importante descubrimiento en la provincia de Chota, Perú. Se trató de la tumba de un chamán que vivió hace 3 mil años, y representa la primera figura sacerdotal hallada en la región (Lea más: El rover de la India terminó su recorrido por la Luna, ¿qué viene para la misión?).

El equipo de investigación estuvo compuesto por los arqueólogos Yuji Seki, Daniel Morales y Juan Pablo Villanueva, quienes anunciaron el hallazgo al Ministerio de Cultura peruano el pasado 24 de agosto.

El descubrimiento, bautizado como “La tumba del Sacerdote de 3.000 años antes del presente”, se encontraba bajo seis capas de tierra negra mezclada con ceniza. Su cuerpo también estaba rodeado por varias ofrendas funerarias, como cuencos de cerámica y sellos intrincados de diseños, que darían cuenta de antiguas técnicas rituales de pintura corporal para un personaje de élite. Uno de ellos tenía la imagen de un jaguar (No se pierda: Piratas informáticos atacan importantes telescopios espaciales y los dejan fuera de servicio).

El hallazgo se llevó a cabo en una zona conocida como el Complejo Arqueológico de Pacopampa, ubicado en la sierra norte de Perú, que además ha sido el origen de varios entierros antiguos que equipos compuestos por investigadores de ese país y Japón han explorado desde 2005.

La tumba del sacerdote comprendía un gran pozo circular de tres metros de ancho y aproximadamente un metro de profundidad y fue construido durante la fase Pacopampa I (alrededor del año 1.000 a. C.). El cuerpo fue colocado boca abajo con los brazos y piernas cruzados.

Pero hubo una particularidad que llamó la atención de los investigadores: la posición con la que fue enterrado el hombre. “En 43 años de investigaciones en Perú, es la primera vez que veo esa posición”, le dijo a El País Yuji Seki.

El científico explicó que sería más exacto considerarlo como un chamán que “manipulaba” los poderes de los jaguares, serpientes y aves rapaces, y que era probable que las personas acudieran a él en busca de consejo y curación.

Luego del hallazgo, los investigadores hicieron énfasis en la importancia del Proyecto Arqueológico Pacocampa, pues este lugar era un centro de peregrinación al que viajaban los peruanos con fines sagrados. Ahora hay planes para abrir un centro de investigación formal, que permitiría profundizar el análisis de los científicos y, además, según el Ministerio de Cultura de ese país, aprobar la visita de turistas.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar