Publicidad
27 May 2022 - 8:52 p. m.

Hidrotrióxidos, los nuevos compuestos químicos que detectaron en la atmósfera

Se trata, dicen los investigadores, compuestos que “siempre han existido, pero no conocíamos”. Su publicación apareció en la revista Science.

Con información de Efe

Aún hace falta mucha más investigación para saber el efecto de estos compuestos.
Aún hace falta mucha más investigación para saber el efecto de estos compuestos.
Foto: NOAA-NHC

Un equipo encabezado por el Instituto Leibzniz de Investigación Troposférica (Tropos), en Alemania, publicó en la prestigiosa revista Science un estudio en el que aporta, por primera vez, pruebas de que la formación de unos compuestos químicos llamados hidrotrióxidos (ROOOH) se producen también en la atmósfera. (Lea Descubren dos sorprendentes asentamientos prehispánicos en la Amazonía)

Según explican, luego de hacer experimentos en laboratorios, demostraron que los hidrotrióxidos, de cuya existencia ya se sospechaba, se forman durante la descomposición atmosférica de otro par de sustancias conocidas como el isopreno y el sulfuro de dimetilo. (Lea El enredo que está causando la “Agencia Espacial Colombiana”)

Saltándonos muchos detalles técnicos, los hidrotrióxidos (ROOOH) son sustancias gaseosas con un grupo formado por tres átomos consecutivos de oxígeno “O” y un átomo de hidrógeno “H”, que está unido a un resto orgánico (R). Aunque se sabe poco aún sobre ellos, los investigadores señalan que su vida útil puede ser de minutos a horas, lo que las hace lo suficientemente estables como para reaccionar con otros compuestos atmosféricos.

“El tipo de compuestos que hemos descubierto son únicos en su estructura. Y, como son extremadamente oxidantes, lo más probable es que aporten una serie de efectos que aún no hemos descubierto”, indicó Henrik Frum Kjaergaard, de la Universidad de Copenhague, y uno de los autores del estudio.

De acuerdo con Torsten Berndt, del Instituto Tropos, hay que “seguir investigando para determinar el papel de los hidrotrióxidos en la salud y el medioambiente”.

Tal y como dijo Kjaergaard estos compuestos “siempre han existido, solo que no los conocíamos”. A sus ojos, tener ahora pruebas de su formación significa que se puede estudiar su efecto de forma más específica para saber si pueden resultar, de alguna manera, riesgosos.

Pese a que aún hay muchas preguntas por resolver, el equipo sospecha que los hidrotrióxidos son capaces de penetrar en las diminutas partículas del aire, conocidas como aerosoles, donde formarían nuevos compuestos.

"Es fácil imaginar que se formen nuevas sustancias en los aerosoles que sean perjudiciales si se inhalan. Pero es necesario seguir investigando para abordar estos posibles efectos sobre la salud", afirmó.

Sin embargo, la verdadera importancia de esta detección solo se pondrá de manifiesto en los próximos años, según el equipo científico.

Síguenos en Google Noticias