Publicidad

James Webb: detectan agua en el disco de formación de planetas

Según los análisis del telescopio, el agua se encuentra en forma de vapor caliente ardiendo a una temperatura de unos 330 °C. Los resultados de las observaciones fueron publicados en la revista Nature.

Redacción Ciencia y Con información de agencias
26 de julio de 2023 - 05:35 p. m.
El Telescopio Espacial James Webb fue lanzado en 2021.
El Telescopio Espacial James Webb fue lanzado en 2021.
Foto: NASA-GSFC, Adriana M. Gutierrez (CI Lab)

El telescopio James Webb logró captar la presencia de agua en una zona de formación planetaria alejada del Sistema Solar. Una investigación publicada el 24 de julio, en la revista Science, explica que esto implica que los posibles planetas terrestres que se forman allí tienen acceso a un depósito de agua.

El vapor del líquido fue identificado en la estrella PDS 70, (ubicada a 370 años luz de distancia) un astro que posee un disco de polvo y gas a su alrededor, los elementos necesarios para la formación planetaria. (Lea: La NASA sufrió un corte de luz que detuvo las comunicaciones con la estación espacial)

Según la sociedad Max Planck, que lideró el estudio, esta es la primera detección de agua en un disco de un sistema que alberga al menos dos planetas, que no son rocosos, sino gigantes gaseosos con un tamaño similar a Júpiter.

Este descubrimiento significa un avance para entender cómo llegó el agua hasta la Tierra. Por el momento, existen diferentes hipótesis sobre este proceso. Hay quienes sostiene que el líquido estuvo ahí desde su formación y fue extraída poco a poco del ambiente, otros dicen que vino del espacio exterior a través de un cometa que la transportaba. (Lea: Nueva imagen revela secretos de cómo nacen los planetas gigantes)

Por esto, el estudio que muestra la formación lejana de planetas similares al nuestro podría ser la respuesta para saber cómo llegó el agua a la Tierra. De acuerdo con la investigación, cualquier cuerpo que se cree en el interior del disco alrededor de PDS 70 se beneficiaría de una importante reserva de agua, lo que mejoraría sus posibilidades futuras para ser habitada.

“Es posible que ahora hayamos encontrado pruebas de que el agua también podría ser uno de los ingredientes iniciales de los planetas rocosos (los que están más cerca de su estrella) y estar disponible desde el nacimiento”, sostiene Giulia Perotti, del Max Planck y autora principal del estudio.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Por Con información de agencias

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar