2 Apr 2018 - 2:11 p. m.

La estación espacial china se desintegró en el Pacífico sur

El Tiangong-1, el primer laboratorio que este país lanzó al espacio, se desintegró este lunes durante su reentrada en la atmósfera terrestre.

Redacción ciencia

Una imagen de radar del laboratorio espacial.  / EFE
Una imagen de radar del laboratorio espacial. / EFE

Desde 2016 la nave Tiangong-1, el primer laboratorio que China envió al espacio, el gobierno de dicho país admitió que había perdido el control de la estación espacial. Por tal razón, a partir de ese momento se comenzó a hablar de cómo sería el impacto de esta "basura espacial" en la Tierra. (Puede leer: Estación espacial china llegará a la Tierra el domingo en la noche convertida en una bola de fuego)

Con una masa de 8.500 kilogramos y un tamaño similar al de un bus escolar, la estación se precipitaba a 25,000 kilómetros por hora sobre la Tierra. Por eso, de acuerdo a los cálculos de varias agencias espaciales, el laboratorio caería en la Tierra convertido en una bola de fuego tras cruzar la atmósfera a unos 26.000 kilómetros por hora. Y no se equivocaron. 

El Tiangong-1 se desintegró este lunes al reingresar en la atmósfera de la Tierra en el sur del Pacífico a las 8:15 a.m., hora china, es decir, a las 7:15 p.m. del domingo en Colombia, informaron las autoridades espaciales chinas. Añadieron que la mayor parte de su estructura se destruyó durante el proceso de entrada, aunque algún resto pudo caer sobre el océano. (Le puede interesar: ¿Cuál es la probabilidad de que la estación espacial china caiga sobre su cabeza?)

China lanzó en septiembre de 2016 otro laboratorio orbital, el Tiangong-2, que, al igual que el primero, ha sido visitado por astronautas del país, y tiene previsto proseguir esta carrera espacial con la puesta en órbita en la próxima década de su primera estación en el cosmos que espera construir entre 2019 y 2022. 

El laboratorio espacial tenía una masa de 8.500 kilogramos. / Archivo particular

En 60 años de vuelos espaciales, se han producido unas 6.000 entradas no controladas en la atmósfera de grandes objetos fabricados por el hombre, y un único resto alcanzó a una persona, sin herirla, según el experto de la ESA Stijn Lemmens. (Puede leer: Estación espacial china descenderá sin control a la Tierra en las próximas semanas)

El aparato espacial más grande cuyos fragmentos impactaron en tierra fue el laboratorio estadounidense Skylab, de 80 toneladas y del que algunas pequeñas partes cayeron en 1979 cerca de Esperance (Australia).

Síguenos en Google Noticias