Publicidad
10 Dec 2021 - 12:54 a. m.

La técnica de sueño utilizada por Dalí para aumentar la creatividad funciona

Un estudio recién publicado logró comprobar que la extraña estrategia utilizada por el pintor español, y también por el científico estadounidense Thomas Alva Edison, para potenciar la creatividad, es efectiva (aunque no se sabe muy bien por qué).
La recurrencia del tiempo simula una repetición de todas mis obligaciones: despertar, desayunar mirando la hora, salir, correr para no llegar tarde, sentarme en la oficina, saludar, ordenar papeles, maldecir, sonreír, volver a maldecir; durar sentado nueve horas, salvo las contadas veces que puedo pararme; apagar la luz, cerrar la oficina, llegar a la casa a dormir. Así por días, por años.
La recurrencia del tiempo simula una repetición de todas mis obligaciones: despertar, desayunar mirando la hora, salir, correr para no llegar tarde, sentarme en la oficina, saludar, ordenar papeles, maldecir, sonreír, volver a maldecir; durar sentado nueve horas, salvo las contadas veces que puedo pararme; apagar la luz, cerrar la oficina, llegar a la casa a dormir. Así por días, por años.
Foto: Pixabay

Es probable que usted reconozca al famoso pintos surrealista Salvador Dalí por sus particulares pinturas, o que pueda recordar algunos de los inventos del célebre científico estadounidense Thomas Alva Edison. Sin embargo, algo no tan conocido era la extraña técnica de sueño que ambos utilizaban, según ellos para potenciar su creatividad.

Primero, se recostaban sobre una silla, mientras en alguna de sus manos sostenían un objeto como una cuchara o una pelota. Cuando se quedaban dormidos, el objeto caía y generaba un ruido que los despertaba. Justo ahí, luego de estar a unos cuantos segundos del sueño profundo, Dalí y Edison se paraban a trabajar.

Le puede interesar: 60.000 personas mueren al año en temblores, inundaciones y desastres naturales

Motivados por esta técnica, y con el objetivo de probar su utilidad, siete científicos, entre ellos Delphine Oudiette, investigadora del sueño en el Instituto del Cerebro de París y autora principal de la investigación, reclutaron a 103 personas para llevar a cabo una serie de experimentos que les permitiera poner a prueba la estrategia.

Primero, les presentaron un problema matemático: los participantes debían adivinar el último número de una secuencia. Los investigadores les mencionaron dos reglas para que pudieran solucionar el acertijo. Sin embargo, existía una regla oculta: el segundo y octavo dígito de la secuencia siempre serían el mismo. Quien descubriera esto reduciría el tiempo en la resolución del problema.

“En este caso, los participantes que descubren la regla oculta están siendo creativos porque no se les había indicado que resolvieran el problema de esa manera, así que han encontrado una estrategia novedosa y útil”, dijo Oudiette al medio Live Science.

También puede leer: Yusaku Maezawa, el multimillonario japonés que viajó al espacio exterior

La primera fase del experimento consistía en que los participantes debían resolver diez problemas de este tipo. Luego de un descanso de 20 minutos en los que algunos replicaron la técnica de sueño utilizada por Dalí y Edison, debían solucionar otra serie de acertijos.

¿Cuáles fueron los resultados?

Para entender cuál fue el principal hallazgo de la investigación, primero hay que entender cómo realizaron las mediciones los científicos. Esa primera etapa del sueño, que era interrumpida por la caída del objeto cuando Dalí o Edison se estaban quedando dormidos, se conoce como N1 o hipnagogia y, según Oudiette, dura solo unos minutos antes de que entremos en un sueño profundo.

Según la autora principal de esta investigación, que fue publicada el 8 de diciembre en Science Advances, es posible que en esta etapa se puedan imaginar formas, colores e, incluso, soñar. Ahora bien, cuando los participantes se tomaban los 20 minutos de descanso, en el que algunos empezaron a quedarse dormidos, los investigadores monitorearon, a través de un electroencefalograma, las ondas cerebrales que caracterizan los distintas fases de sueño. De esta manera pudieron observar cuando una persona pasaba de fase N1 a N2.

Le puede interesar: Encuentran un planeta extrasolar con la mitad de la masa de la Tierra

Luego de llevar a cabo los experimentos, los investigadores descubrieron que aquellas personas que pasaron al menos 15 segundos en la etapa N1 tenían un 83% de posibilidad de descubrir la regla oculta. Mientras que ese porcentaje disminuyó al 30% en quienes se quedaron despiertos. “La única diferencia entre los dos grupos es de un minuto. Es espectacular”, señaló Oudiette a Live Science.

Sin embargo, pese a que pudieron comprobar que la técnica de Dalí y Edison funciona, las razones de por qué sucede esto no son claras. Si bien Oudiette se atreve a lanzar algunas hipótesis, lo cierto del caso es que deberán seguir investigando este fenómeno.

Síguenos en Google Noticias