Publicidad
8 Sep 2021 - 4:20 p. m.

¿Por qué tras algunos terremotos aparecen luces en el cielo?

La ciencia le ha llamado “triboluminiscencia”, pero suelen ser conocidos como “luces del terremoto”. Aunque se tienen registros de estos destellos desde el año 1.600, lo cierto es que las condiciones adecuadas para que se presenten existen en menos del 0,5 % de los terremotos en todo el mundo, por lo que se trata de eventos poco comunes.
La noche del martes un terremoto de magnitud 7.1 sacudió el centro de México.
La noche del martes un terremoto de magnitud 7.1 sacudió el centro de México.
Foto: Agencia EFE

La noche del martes un terremoto de magnitud 7.1 sacudió el centro de México. El movimiento, que tuvo su epicentro 11 kilómetros al sureste de Acapulco (Guerrero), registró también ocho réplicas de magnitud de 4 a 5. (En contexto: Terremoto de magnitud 7,1 en México, ¿por qué tiembla en septiembre?)

Mientras la tierra se sacudía, varias de las personas que evacuaban de sus hogares vieron cómo el cielo se iluminaba con luces azules y verdes, como si fueran relámpagos. Pronto, las redes sociales se inundaron de videos y fotografías que mostraban este curioso fenómeno. Aunque muchos pensamos que se trataba de lo que la ciencia ha llamado “triboluminiscencia”, más conocido como “luces de terremoto”, lo más probable es que estos destellos de luz en lugares como Ciudad de México hayan sido producto de daños en la infraestructura eléctrica.

¿Qué es la triboluminiscencia?

Las “luces de terremoto” han sido documentadas tras algunos eventos sísmicos. En el 2014, un equipo de científicos y físicos decidió seguirle la pista a este fenómeno y encontró que hay registros históricos de su presencia desde el año 1.600. Sus resultados fueron publicados en la revista Seismological Research Letters, y dieron algunas pistas sobre la aparición de estos destellos. (Puede leer otras noticias de ciencia aquí)

¿Los motivos de su aparición? Aunque aún no existe un consenso en la comunidad sismológica, una de las que se ha propuesto señala que pueden ser producto de la liberación de cargas eléctricas de los cristales de las rocas. “Cuando la naturaleza estresa ciertas rocas, se activan cargas eléctricas, como si se encendiera una batería en la corteza terrestre”, aseguraba Friedemann Freund, investigador senior de centro Ames de la NASA y uno de los autores del artículo a la National Geographic.

Los basaltos y los gabros, explicaba, son tipos de rocas que suelen ser particularmente propicios para que se presente este fenómeno, ya que tienen pequeños defectos e imperfecciones en sus cristales. Por eso, cuando una onda sísmica golpea, la fricción libera cargas eléctricas de estas rocas que se juntan y salen disparadas a la superficie a gran velocidad. (Le puede interesar: El robot Perseverance confirma que logró la primera muestra de roca en Marte)

“En algunas áreas, los basaltos y gabros están presentes en estructuras verticales llamadas diques, que pueden alcanzar una profundidad de hasta 97 kilómetros bajo tierra”, afirmaron los científicos a la National Geographic. Estos diques pueden canalizar las cargas eléctricas, y las cargas pueden combinarse y formar una especie de estado que puede viajar a velocidades muy altas y estallar en la superficie, produciendo descargas eléctricas en el aire. “Esas descargas son las que hacen que los coloridos espectáculos de luces”, explica Freund.

Sin embargo, las condiciones adecuadas para que se presenten estos destellos existen en menos del 0,5 % de los terremotos en todo el mundo, estiman los científicos, lo que explica por qué los fenómenos son relativamente raros.

¿Desde Ciudad de México se vieron “luces de terremotos”?

Aunque rápidamente se difundió por la prensa nacional e internacional (incluidos nosotros) que los destellos de luz reportados por redes sociales eran producto de la triboluminiscencia, la evidencia científica sugiere que este fenómeno solo podría verse en la zona cercana del epicentro. En el caso de México, el epicentro se localizó a más de 270 kilómetros de la Ciudad de México, por lo que lo más probable es que los destellos de luz hayan sido el resultado de daños en la infraestructura eléctrica de la ciudad.

Nota del editor: Esta nota fue corregida y actualizada tras la alerta de una usuaria en Twitter. En la primera versión se aseguraba que los destellos vistos en el cielo de México eran producto de la triboluminiscencia.

Síguenos en Google Noticias