Publicidad

Los dinosaurios podrían haber sido más inteligentes de lo que se creía

Una investigación reciente sugiere que en estos animales surgió la habilidad de seguir la mirada de otro individuo, lo que es clave en los humanos, por ejemplo, para la comunicación referencial.

24 de mayo de 2023 - 18:05 p. m.
A través de una comparación de caimanes con las aves existentes más primitivas, conocidas como paleognatos, los investigadores descubrieron que la toma de perspectiva visual se originó en el linaje de los dinosaurios,
A través de una comparación de caimanes con las aves existentes más primitivas, conocidas como paleognatos, los investigadores descubrieron que la toma de perspectiva visual se originó en el linaje de los dinosaurios,
Foto: MARK P. WITTON

Cuando alguien cerca de usted gira la cabeza hacia algo en el entorno, es probable que no pueda evitar seguir la dirección de la mirada de esa persona. Ese acto, una de la forma más básicas de toma de perspectiva visual, representa un evento clave en la evolución. En otras palabras, apreciar que alguien más pueda ver lo que usted no puede y, en consecuencia, poder reconocer qué está atendiendo el otro, sienta las bases para la llamada comunicación referencial.

Ahora, si seguir la mirada fue importante, seguir la mirada de alguien a un lugar que inicialmente está obstruido de la vista y cambiar, entonces, de ubicación para ver lo que el otro está viendo, es un paso más grande. Significa, nada menos, que se comprende que la otra persona tiene una perspectiva diferente.

Esta habilidad, conocida como toma de perspectiva visual, se desarrolla en niños entre las edades de un año y medio a dos años, y hasta la fecha, solo se había encontrado en muy pocas especies. Entre ellas, simios y algunos monos, pero también perros y pájaros cuervos. Ahora, la pregunta de cómo surgió esa habilidad tiene vacíos. Un equipo de investigadores de la Universidad de Lund, en Suecie, acaba de dar una pista sorpresiva: es posible que haya surgido en los dinosaurios.

Sigue a El Espectador en WhatsApp

Puede ver: El debate que provocó la OMS sobre los edulcorantes: ¿qué tan buenos son?

A través de una comparación de caimanes con las aves existentes más primitivas, conocidas como paleognatos, los investigadores descubrieron que la toma de perspectiva visual se originó en el linaje de los dinosaurios, probablemente 60 millones de años, o más, antes de su aparición en los mamíferos. Los hallazgos son publicados en la revista especializada Science Advances.

Las aves paleognatas comprenden aves avestruz, emúes, ñandúes y tinamús voladores. Sus cerebros son en gran parte comparables a sus antepasados, los dinosaurios paravianos no aviares, que cuentan con celebridades como los velociraptores. La comparación de estos dos grupos de animales crea un paréntesis alrededor del linaje extinto de dinosaurios que conduce a las aves modernas, explican los investigadores y autores del estudio en una nota de prensa de la Universidad de Lund.

La neuroanatomía de los caimanes, por otra parte, se ha mantenido prácticamente sin cambios durante cientos de millones de años y es similar a la del ancestro común de los dinosaurios y los cocodrilos. El estudio reveló que mientras los caimanes no demuestran tomar una perspectiva visual, aunque siguen la mirada a un lugar visible, todas las especies de aves probadas exhibieron toma de perspectiva visual. Además, las aves se involucraron en un comportamiento llamado técnicamente “retroceso”, en el cual el observador mira hacia atrás a los ojos del observador y vuelve a rastrear la mirada, cuando no puede encontrar nada en la dirección de su mirada la primera vez.

Puede ver: Lo que sigue para la reforma a la salud en el Congreso

“Las aves comúnmente se pasan por alto cuando se trata de sus habilidades cognitivas. Nuestros hallazgos muestran que no solo tienen varias habilidades cognitivas a la par de las de los simios, sino que sus antepasados probablemente tenían estas habilidades mucho antes de que evolucionaran en los mamíferos” señaló, citada por la U de Lund, la Dra. Claudia Zeiträg, primera autora del estudio.

Las aves paleognatas surgieron hace 110 millones de años, antecediendo a los dos grupos de mamíferos dotados de perspectiva visual -primates y perros- con 60 millones de años. Es plausible, dicen los investigadores, que la habilidad se originara incluso antes en el linaje de los dinosaurios. Sin embargo, acotan después, es menos probable que haya estado presente entre los primeros dinosaurios, que tenían cerebros más parecidos a los de los caimanes.

Sigue a El Espectador en WhatsAppSíguenos en Google Noticias

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar