Publicidad
22 Feb 2022 - 1:25 p. m.

Nubes de hierro y vientos extremos: así es el lado oscuro de un “Júpiter Caliente”

Astrónomos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) consiguieron la primera visión detallada de la atmósfera global de un exoplaneta. WASP-121b, el planeta en el que se centra el estudio, es casi el doble de tamaño que Júpiter y fue descubierto en 2015 orbitando una estrella a unos 850 años luz de la Tierra.
WASP-121b, el planeta en el que se centra el estudio, es casi el doble de tamaño que Júpiter. - Impresión artística de WASP-121 b.
WASP-121b, el planeta en el que se centra el estudio, es casi el doble de tamaño que Júpiter. - Impresión artística de WASP-121 b.
Foto: Mikal Evans - MIT

Nubes de hierro, lluvia de titanio y vientos extremos: así es la vista más clara hasta el momento del lado oscuro de WASP-121b, un planeta del doble del tamaño de Júpiter y más caliente que este. Las observaciones de un grupo de astrónomos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), combinadas con mediciones del lado diurno permanente del planeta, muestran la primera vista detallada de la atmósfera global de un exoplaneta. (Lea: Observan un planeta similar a la Tierra orbitando la estrella más cercana al Sol)

WASP-121b, que es el planeta en el cual se centró el estudio publicado en Nature Astronomy, es un Júpiter más caliente y fue descubierto en 2015 orbitando una estrella a unos 850 años luz de la Tierra. De acuerdo con los investigadores, este planeta cuenta con unas órbitas más cortas detectadas hasta la fecha, dando la vuelta a su estrella en solo 30 horas.

“Está bloqueada por mareas, de modo que su lado “día” que mira hacia la estrella se calienta permanentemente, mientras que su lado “nocturno” está girando para siempre en el espacio”, describen los investigadores en el artículo.

Tansu Daylan, coautor del estudio, postdoctorado del MIT y quien trabaja en la misión dirigida por el MIT de la NASA, señaló en un comunicado que “los Júpiter calientes son famosos por tener lados diurnos muy brillantes, pero el lado nocturno es una completamente diferente. El lado nocturno de WASP-121b es aproximadamente 10 veces más débil que su lado diurno”.

En estudios anteriores, los astrónomos se habían centrado en detectar el vapor de agua y estudiar cómo cambia la temperatura atmosférica con la altitud en el lado diurno del planeta. Ahora, quisieron conseguir una imagen mucho más detallada de este lado oscuro.

Astrónomos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) consiguiron la primera visión detallada de la atmósfera global de un exoplaneta.

Para ello, mapearon los drásticos cambios de temperatura del lado diurno al nocturno y analizaron cómo estas temperaturas cambian con la altitud. Además, rastrearon la presencia de agua por medio de la atmósfera y así conseguir mostrar, por primera vez, cómo circula el agua en ambos lados. (Puede leer: Confirman existencia del segundo asteroide troyano de la Tierra: ¿de qué se trata?)

Según explicaron los astrónomos, en la Tierra el agua primero se evapora, luego se condensa en las nubes y se libera lloviendo. Pero, en WASP-121b, este ciclo es más intenso. “En el lado diurno, los átomos que forman el agua se rompen a temperaturas superiores a 3000 Kelvin. Son arrastrados hacia el lado nocturno, donde las temperaturas más frías permiten que los átomos de hidrógeno y oxígeno se recombinen en moléculas de agua, que luego regresan al lado diurno, donde el ciclo comienza nuevamente”, apuntaron.

El ciclo de agua en este planeta, dijeron los expertos, está sostenido por vientos que azotan los átomos alrededor del planeta a velocidades de hasta 5 kilómetros por segundo. Además del agua, los astrónomos encontraron que el lado nocturno es tan frío que alberga nubes exóticas de hierro y corindón, el mineral que forma rubíes y zafiros. “Con esta observación, realmente estamos obteniendo una visión global de la meteorología de un exoplaneta”, añadió Daylan.

Ahora, el equipo espera poder realizar nuevas observaciones desde el telescopio espacial James Webb y lograr cartografiar los cambios en el vapor de agua y del monóxido de carbono. (Le puede interesar: Comprender planetas fuera de nuestro sistema solar, otra misión del James Webb)

Síguenos en Google Noticias