Publicidad
11 Apr 2022 - 4:30 p. m.

Un parásito está matando a las abejas, pero la ciencia tiene una buena noticia

El parásito Varroa destructor ataca y se alimenta de las abejas y ha sido descrito como la mayor amenaza para las colonias de abejas. Estudio publicado en la revista Nature describe cómo las abejas “Pol-line” serían más fuertes que otras colonias comerciales.
Las abejas criadas tuvieron un 30% más de posibilidades de sobrevivir que las abejas estándar.
Las abejas criadas tuvieron un 30% más de posibilidades de sobrevivir que las abejas estándar.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

Durante aproximadamente 14 años, investigadores de la universidades de Louisana y Exeter y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos han desarrollado un programa de crianza de las abejasPol-line”, creadas para ser más resistentes al parásito Varroa destructor, un ácaro letal para la especie. Un estudio recién publicado en la revista Nature por los investigadores concluyó que es más probable que las abejas “Pol-line” sobrevivan en un entorno de alto estrés, que la abeja estándar.

El estudio se realizó desde 2017, con 173 colonias de abejas “Pol-line” y 193 colonias de abejas comerciales estándar. Las abejas estuvieron en un entorno de trabajo exigente, en el que las colonias son transportadas de un campo a otro, de acuerdo con el cambio estacionario. Este transporte continuo hace que estén más expuestas a enfermedades y parásitos.

Las abejas “Pol-line” tuvieron un 30% más de probabilidad de sobrevivir que las abejas estándares durante el experimento, mientras que la producción de miel y el tamaño de las colmenas fueron similares. La explicación detrás de esta prevalencia, señaló el estudio, es la habilidad de control de parásitos de las nuevas crías. Las abejas “Pol-line” tienen niveles altos de un comportamiento que los científicos describen como higiene sensible al parásito Varroa. Esto significa que pueden identificar cuando una de las larvas de abeja está infectada por uno de los huevos del ácaro, y la sacan de la colmena.

(También puede leer: Científicos descubren la galaxia más lejana hallada hasta ahora)

“Abejas con los genes adecuados revisarán las celdas para ver si hay huevos de ácaros y extraerán larvas infectadas de la colmena”, explica el portal Science.

La selección de este rasgo podría ayudar a que más colmenas de abejas se puedan proteger del parásito. “Nos hemos dado cuenta de que las abejas de todo tipo expresan este rasgo en particular, entonces sabemos que con las herramientas adecuadas, puede ser promovido y seleccionado para las abejas de todos”, manifestó el investigador Michael Simone-Finstrom al portal SciTech Daily.

Además de este rasgo, las abejas “Pol-line” también fueron criadas para ser buenas productoras de miel y tener poblaciones de gran tamaño.

(Puede interesarle: Despegó la primera misión privada hacia la Estación Espacial Internacional)

La mortalidad en las colonias de abejas representa un riesgo para la seguridad alimentaria y la industria de la polinización migratoria, señaló el estudio. “La elevada mortalidad anual se ha convertido en una faceta innata a las polinización comercial, a pesar de los esfuerzos científicos y legislativos para frenarla (...) El ácaro Varroa destructor constantemente aparece repetidamente como el mayor impulsor de las pérdidas globales de colonias”, explicaron los investigadores.

La mayoría de apicultores utilizan acaricidas, químicos para matar ácaros, como una forma de control al problema de los parásitos que matan abejas. Sin embargo, el uso prolongado de estos contribuye a que los ácaros se vuelvan resistentes a los mismos químico. Las abejas resistentes al parásito podrían beneficiar a apicultores alrededor del mundo y ser un avance importante en la lucha contra el parásito letal para su especie.

Síguenos en Google Noticias