Publicidad
14 May 2022 - 12:48 a. m.

¿Por qué la contaminación del aire está relacionada con los ciclones tropicales?

Durante los últimos 40 años, los aerosoles antropogénicos han disminuido sustancialmente en Europa y los Estados Unidos debido a las medidas de control de la contaminación, mientras que han aumentado en el sur y el este de Asia debido al crecimiento económico e industrial en estas regiones.
Los científicos especulan que la reducción de aerosoles antropogénicos en Europa y los Estados Unidos ha causado un calentamiento hemisférico en el hemisferio norte.
Los científicos especulan que la reducción de aerosoles antropogénicos en Europa y los Estados Unidos ha causado un calentamiento hemisférico en el hemisferio norte.
Foto: World Vision

La reducción de los aerosoles antropogénicos (es decir, producidos por la actividad humana) en Europa y los Estados Unidos ha contribuido a una disminución significativa de los ciclones tropicales en el hemisferio sur y a un aumento de estos fenómenos en el Atlántico norte. En contraste, el aumento de los aerosoles en el sur y el este de Asia, motivada por la industrialización de sus ciudades, ha provocado disminuciones sustanciales en los ciclones tropicales sobre el Pacífico Norte occidental.

Esa es la conclusión principal de un estudio publicado en la revista académica Science Advances que se propuso estudiar la interacción de estos gases contaminantes humanos con este tipo de fenómenos meteorológicos en los últimos 40 años.

Puede ver: Eclipse de luna se podrá ver en Colombia: ¿cómo, a qué hora y dónde?

Los científicos especulan que la reducción de aerosoles antropogénicos en Europa y los Estados Unidos ha causado un calentamiento hemisférico en el hemisferio norte. El aumento de los aerosoles antropogénicos podría haber provocado un enfriamiento del continente asiático, reduciendo así el contraste térmico entre el continente asiático y los océanos del Indo-Pacífico, aventuran los investigadores, que analizaron datos del período 1980-2020.

“Disminuir las emisiones de aerosoles es algo bueno para la salud humana; pero, por otro lado, descubrimos que hay algunos efectos negativos cuando reducimos las emisiones de aerosoles, y eso es la actividad de los huracanes”, dijo a la cadena norteamericana CNN Hiro Murakami, autor principal del estudio. En esa entrista Murakami señala que su estudio no significa que la humanidad deba abandonar la idea de controlar la contaminación atmosférica, su objetivo fue conocer los efectos que tendría esta reducción, lo que llama efectos secundarios: “La disminución del aerosol puede conducir a una buena salud, pero por otro lado, aumenta el riesgo de huracanes. Aquí es donde las cosas buenas acompañan a las malas. Es una especie de ver los pros y contras”.

Síguenos en Google Noticias