Publicidad
1 Jun 2022 - 11:47 a. m.

¿Qué causó la extinción del megalodón? Un nuevo estudio tiene una hipótesis

El megalodón, que habitaba los océanos hace unos 3,6 millones de años, pudo haber sido llevado a la extinción por el tiburón blanco.
Los investigadores analizaron el esmalte dental para determinar el nivel de isótopos de zinc del megalodón y el tiburón blanco.
Los investigadores analizaron el esmalte dental para determinar el nivel de isótopos de zinc del megalodón y el tiburón blanco.
Foto: Karen Carr

Se estima que han pasado unos 3.5 millones de años desde que el último megalodón, el tiburón más grande que ha existido, murió. La razón detrás de su extinción ha sido ampliamente investigada y algunos investigadores han sugerido que se podría ligar a menores niveles de presas o una mayor competencia con otros depredadores.

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications sugiere que los grandes tiburones blancos pudieron haber contribuido a la extinción del megalodón, al competir por presas similares. El megalodón, que podía llegar a medir unos 16 metros de largo, sería más de dos veces más grande que el tiburón blanco.

El equipo de investigadores detrás del nuevo estudio se propuso hacer un análisis de los by dientes actuales de tiburones blancos para descifrar la dieta de los animales. Con esta información, esperaban concluir en qué lugar de la cadena trófica estaban ambos tiburones cuando coexistían. Este lugar indica la posición de una especie en un determinado ecosistema, por ejemplo, si es un superdepredador. “

Mis colaboradores y yo queríamos ver si podíamos descifrar la dieta del megalodón y otros tiburones extintos, incluido el gran tiburón blanco prehistórico, utilizando isótopos de zinc conservados en dientes fosilizados”, manifestó el investigador Kenshu Shimada al portal New Scientist. (También puede leer: ¿Los dinosaurios eran de sangre caliente o de sangre fría?)

La técnica de los investigadores fue estudiar la presencia y concentración de un isótopo de zinc en el esmalte de los dientes de los tiburones. En este caso, se concentraron en el isótopo Zn-66. Como subrayan en el estudio, “en los tejidos de (animales) vertebrados, el zinc proviene principalmente de la dieta” y, por esto mismo, es un buen indicador del lugar de la cadena trófica que ocupa un animal.

Los investigadores recolectaron el esmalte dental de 20 especies vivas de tiburones y 13 especies extintas, incluyendo al megalodón. Tras comparar los diferentes niveles de zinc en 262 dientes individuales, encontraron que los niveles de zinc en ambos animales eran iguales.

“Nuestros resultados muestran que tanto el megalodón como su antepasado estaban en la cima de los depredadores, alimentándose en la cúspide de sus respectivas cadenas alimenticias”, indicó a través de un comunicado. el profesor y coautor del estudio, Michael Griffiths. El hecho de haber encontrado niveles bajos de zinc en el esmalte dental, indica la investigación, probablemente indica que ambos eran superdepredadores durante el Plioceno temprano, hace unos 5 millones de años. (Le puede interesar: La disparidad de género en los premios de matemática continúa. ¿Por qué?)

El investigador Shimada explicó a New Scientist que los dos tiburones podrían haber compartido una dieta de ballenas pequeñas, focas y leones marinos. Aunque la extinción del megalodón no está completamente descifrada, Shimada expresa estar “muy emocionado” de que el nuevo estudio ofrezca más evidencia que la competencia por comida con los tiburones blancos pudo ser un factor importante.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Síguenos en Google Noticias