19 Sep 2022 - 9:09 p. m.

Qué le pasa a los escorpiones que pierden el ano y otros ganadores del Ig Nobel

Cada año son entregados los Ig Nobel, una parodia de los Premios Nobel que reconoce investigaciones sólidas, pero aparentemente absurdas y que se rige bajo el lema de los “premios que primero te hacen reír y luego pensar”. Estos son los ganadores de esta edición.
El estudio se basó en los escorpiones de la especie Ananteris.
El estudio se basó en los escorpiones de la especie Ananteris.
Foto: Public Library of Science journal - Wikimedia Commons - Public Library of Science journal - Wikimedia Commons

Desde hace 32 años, la revista Annals of Improbable Research entrega los Ig Nobel, una parodia de los Premios Nobel que reconoce investigaciones sólidas, pero aparentemente absurdas y que se rige bajo el lema de los “premios que primero te hacen reír y luego pensar”. Estos estudios son publicados y revisados por revistas prestigiosas. (Lea: Este proyecto científico busca que los perros vivan más tiempo)

Una de las tradiciones de estos galardones es que su entrega se realice en las instalaciones de la Universidad de Harvard, en donde asisten los ganadores de los premios Nobel. Sin embargo, a raíz de la pandemia, esta edición por tercer año consecutiva fue virtual. Estas fueron las investigaciones reconocidas:

- ¿Qué le pasa a los escorpiones que pierden el ano?

Un estudio realizado en Brasil y publicado en la revista Integrative Zoology fue el ganador de los Ig Nobel de Biología. El punto de partida de los investigadores fue los escorpiones de la especie Ananteris, quienes se caracterizan por recurrir, de forma voluntaria, a la separación de partes de su cuerpo para escapar de los depredadores.

En el caso de esta especie, en este desprendimiento pueden perder hasta el 25% de su masa corporal, incluido el ano, que no se regenera. Pero, ¿qué pasa entonces con aquellos que pierden su ano? Los científicos determinaron que “previene la defecación y conduce al estreñimiento. En conclusión, la pérdida de cola no tiene un efecto inmediato en el rendimiento locomotor de los escorpiones”, dicen los investigadores.

- ¿La suerte puede determinar el éxito?

El Ig Nobel de Economía fue entregado a Alessandro Pluchino, Andrea Rapisarda y Alessio Emanuele Biondo quienes se dieron a la tarea de determinar por qué la suerte podría ser un factor determinante en el éxito de una persona.

Su investigación, publicada en la editorial académica World Scientific, señala que “el modelo muestra que, si es cierto que se necesita cierto grado de talento para tener éxito en la vida, casi nunca las personas más talentosas alcanzan las cimas más altas, siendo superadas por individuos medianamente talentosos, pero más afortunados”.

- Una terapia basada en helado

De seguro en la mayoría de momentos en los que está triste ha acudido, al menos una vez, a comer helado. Y aunque se ha usado como terapia, hasta ahora la ciencia ha comprobado que podría ser una terapia eficaz para evitar la mucositis oral, que son aquellas úlceras que se forman en la boca, generalmente como un efecto secundario de la quimioterapia. (Le puede interesar: ¿Tienen memoria los delfines? Un experimento los puso a prueba)

Los hallazgos, que fueron los ganadores del Ig Nobel de Medicina, fueron publicados en Nature, señalan que la “crioterapia en forma de helado resultó efectiva con 13 de los 52 pacientes que la recibieron y podría usarse como un método rentable y más fácil de implementar en la prevención de la mucositis oral”.

- Comprender las esculturas mayas

El Ig Nobel de Historia fue entregado a un equipo que se encargó de demostrar que la civilización mesoamericana se entregaban al éxtasis durante su ritual. En los hallazgos, publicados en Journal of Ethnopharmacology, señalan que “los antiguos mayas tomaron enemas intoxicantes en un contexto ritual”.

De acuerdo con los investigadores, “la exhibición ocasional de personas vomitando parece proporcionar una razón plausible por la cual los mayas optaron por la aplicación rectal, y no solo de alcohol, para alcanzar un estado de embriaguez”.

- ¿Por qué todos los patos nadan en una sola fila?

Un grupo de investigadores se propuso la tarea de responder por qué nadan los patitos en formación o cuánta energía ahorra cada uno de ellos al hacerlo. Sus resultados, publicados en la revista de la Universidad de Cambridge, fueron los ganadores del Ig Nobel de Física.

Según explicaron en su investigación, “al seguir la huella generada por la madre, el patito que la sigue obtiene una reducción significativa de la resistencia a las olas y llega a experimentar un “fenómeno destructivo de interferencia, es decir, que se ve empujado hacia adelante”. Esto quizás puede ofrecer algunas pistas de la evolución que tienen en la natación algunas especies de aves acuáticas.

- ¿Dos personas enamoradas pueden sincronizar los latidos de su corazón?

El corazón ha sido el órgano que se ha asociado con el amor, pero, más allá de las películas y la literatura, no se tenía evidencia científica que demostrara que hay señales que no se presentan por la atracción entre dos personas, sino por los niveles de “excitación subconsciente”. Este estudio fue galardonado con el Ig Nobel de Cardiología. (Puede leer: ¿Medir la desigualdad de ingresos de un país con la frecuencia de besos?)

Para llegar a esta conclusión, un grupo de investigadores se basó en los datos emitidos por un dispositivode medición fisiológicos durante citas a ciegas reales. Encontraron que “las señales manifiestas, como la sonrisa, la risa, la mirada o la imitación de esas señales, no se asocian significativamente con la atracción”. Además, señalan los resultados publicados en Nature, se pudo demostrar que dos personas enamoradas pueden sincronizar su ritmo cardíaco.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Síguenos en Google Noticias