7 Jan 2021 - 9:55 p. m.

En 2020, 73 excombatientes fueron asesinados: Misión de la ONU

En su más reciente informe trimestral, la Misión de Verificación de Naciones Unidas reiteró su llamado de atención sobre la seguridad de excombatientes y líderes sociales en las regiones. En el caso de estos últimos, habló de 378 homicidios desde la firma de la paz. Gobierno dijo que el documento coincide con su visión en que la amenaza son los narco-disidentes.

Ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas será presentado el próximo 21 de enero el más reciente informe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, que monitorea la implementación del Acuerdo de Paz. El documento analizó en detalle el último trimestre del año 2020 y a la vez se convierte en un balance de lo implementado, cuatro años después de la firma, en noviembre de 2016.

El informe recoge las prioridades que para la Misión de la ONU deben estar en el radar del Gobierno Nacional durante 2021. Como lo viene advirtiendo en los últimos reportes, la seguridad de los excombatiente y líderes sociales debe estar en el centro de todas las preocupaciones. En palabras de la misión, “la principal amenaza para la implementación del Acuerdo Final sigue siendo la persistencia de la violencia contra los miles de hombres y mujeres que dejaron las armas voluntariamente y de buena fe y siguen comprometidos con la paz, contra las comunidades que han sufrido violencia durante décadas y contra los líderes sociales y los defensores y las defensoras de los derechos humanos que trabajan en su nombre”.

Lea: Los nombres de los 242 excombatientes asesinados, 4 años después de la firma de la paz

En concreto, la misión verificó 73 asesinatos de excombatientes en 2020, convirtiéndolo en uno de los años más violentos para esa población, junto con 2019, cuando ocurrieron 77 homicidios. Cifras superiores a lo registrado en 2018 (65 asesinatos) y 2017 (31 casos). En total, desde la firma del Acuerdo, la misión contabiliza 248 excombatientes asesinados. Cifra que coincide con la que lleva la propia FARC, que va en 250 homicidios, contando los dos casos ocurridos en los primeros días de enero. Además de los asesinatos, la misión registró 55 intentos de homicidios y 20 desapariciones.

En particular, la misión llamó la atención sobre la seguridad de los excombatientes en la zona que cubre la frontera entre Meta, Caquetá y Guaviare, donde grupos disidentes de las antiguas Farc han ampliado su control “y están amenazando y atacando a excombatientes, cooptando sus proyectos económicos y saboteando sus iniciativas políticas y sociales”. Según el documento, varios dirigentes locales de la FARC en esa zona han salido por motivos de seguridad.

Esa delicada situación de orden público, de acuerdo con el informe, repercute negativamente en la reincorporación colectiva de los grupos de excombatientes que salen de los antiguos espacios territoriales. Mencionó los casos de las nuevas áreas de reincorporación en las que hubo desplazamientos masivos como El Diamante, La Pista y Nueva Esperanza (Meta), Algeciras y Neiva (Huila), y La Blanquita (Antioquia).

Lea también: A diciembre de 2024 podrían ser 1.600 los excombatientes asesinados: Fiscalía de la JEP

En su reporte, la misión recogió también algunas de las medidas implementadas por el Gobierno Nacional para tratar de contrarrestar la ola violenta, en particular, las que había ordenado la Jurisdicción Especial para la Paz. Entre ellas, la asignación de $13.500 millones adicionales para la Unidad Nacional de Protección (UNP) con el fin de contratar 680 agentes escolta y 50 analistas de riesgo. Sin embargo, la misión reportó que a la fecha no se ha contratado a ningún escolta y solo a 27 analistas. Además, resaltó que desde la firma del Acuerdo de Paz han sido asesinados 25 excombatientes mientras esperaban respuesta a su solicitud de protección en la UNP. “Es preocupante que siga habiendo más de 1.000 solicitudes de protección pendientes de evaluación e implementación”, se lee en el informe trimestral.

En el documento también se incluyeron los avances en materia de esclarecimiento de esos crímenes que lleva la Unidad Especial de Investigación. Según esos datos, esa entidad investiga 289 casos de ataques contra los exFarc, en los cuales lleva 34 condenas, 20 casos en etapa de juicio, 38 en investigación y otros 49 en que se han dictado órdenes de captura.

Acceso a tierras, esencial para la reincorporación

Para asegurar la sostenibilidad de la reincorporación de los excombatientes, dijo la misión, es esencial que los excombatientes tengan acceso a tierra. En ese sentido, resaltó que el presidente Duque, tras reunirse con exguerrilleros en noviembre, se comprometió a acelerar la compra de predios para proyectos productivos y de vivienda para esa población, compromiso que ya avanzó con la compra de un predio para el antiguo espacio de reincorporación de Dabeiba (Antioquia).

Igualmente, resaltó que ya el Gobierno ha adquirido predios para tres de los espacios de reincorporación y otros tres están en proceso, de los nueve a los que se había comprometido a entregar predios antes de que acabara 2020, según dice la misión. “Ahora es necesario adjudicar esos predios”, enfatizó.

Lea también: Casi $50 mil millones se han invertido en proyectos productivos de excombatientes

En materia de sostenibilidad económica, el informe resalta que el 41% de los excombatientes en reincorporación han recibido apoyo para levantar proyectos productivos. Según las cifras, se han aprobado en el Consejo Nacional de Reincorporación 86 proyectos colectivos, que benefician a 3.353 excombatientes, de los cuales 61 ya fueron desembolsados. Y en materia individual, ya son 1.865 los proyectos aprobados, para 2.269 exguerrilleros.

Seguridad de líderes sociales, en la mira

En 2020, según datos que la misión toma de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se verificaron 53 asesinatos de líderes sociales en el país y oros 74 casos están en proceso de verificación. Desde la firma del Acuerdo de Paz, ya son 378 homicidios contra esta población, incluidos 69 líderes indígenas, 44 mujeres, 15 líderes afro y 6 personas de la comunidad LGBTI.

Como consecuencia de esos ataques, denuncia el informe, líderes y lideresas han tenido que marginarse de participar en la implementación del Acuerdo de paz. Habló específicamente del caso de la organización Mujeres Andinoamazónicas, que dejó de participar temporalmente en la Instancia Especial de Género por ataques que ha recibido su representante “y las limitadas garantías de seguridad que existen para su participación”.

Misión de la ONU reconoce avances en los PDET

En relación con lo pactado en el Acuerdo de Paz en el primer punto, el de la Reforma Rural Integral, el informe reconoce que “en los últimos cuatro años se ha avanzado de manera constante en la implementación de los PDET (Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial) en 170 municipios afectados por el conflicto”. Reconoce la planificación participativa de esos programas, las pequeñas obras de infraestructura entregadas, las nuevas fuentes de financiación conseguidas y la coordinación entre autoridades nacionales y regionales. “Se han terminado 1.110 obras PDET y otras 102 están en marcha. Además, de los 173 proyectos aprobados financiados con regalías provenientes de la explotación de hidrocarburos y minerales, 3 han concluido y 79 están en marcha. De los 100 proyectos aprobados en el marco del programa “Obras por impuestos”, en el que participa el sector privado, 57 se centran en municipios PDET”.

Sin embargo, mencionó que tanto Farc como otros partidos políticos y sectores de la sociedad civil han reiterado que los PDET deben preservar el espíritu del Acuerdo de Paz y estar coordinados con otros puntos de la reforma rural como los 16 planes nacionales sectoriales, de los que solo se han aprobado ocho.

Le recomendamos: “Los PDET están divorciados del Acuerdo de Paz”: los reclamos de las comunidades

La respuesta del Gobierno

Tras conocerse el informe de la misión de la ONU, el consejero para la Estabilización, Emilio Archila, se pronunció sobre la valoración dada por el documento a la implementación. Según sus palabras, el documento fue de buen recibo por el Gobierno Nacional y asimismo reiteró los aspectos en los que la misión encontró avances.

Sobre la situación de seguridad de los exguerrilleros, dijo que la visión del informe y del Gobierno coinciden: “el informe coincide con la visión del gobierno en que la principal amenaza son estos narco-disidentes, los narcotraficantes, que son quienes han estado atacando a los excombatientes. Se hace un reconocimiento del compromiso del presidente Duque y se hace un reconocimiento de la efectividad de la entidad especial de la Fiscalía”.

Igualmente, el consejero resaltó que la Misión de la ONU reconociera algunos de los puntos que han presentado mayores avances. “En el reporte se hicieron unos reconocimientos sobre los avances muy significativos en materia de reducción en los niveles de violencia antes de los acuerdos, fortalecimiento de la democracia, aplicación y apoyo a la justicia transicional, avance en la reincorporación y en el desarrollo rural integral, principalmente con los PDET”.

Comparte: