Colombia + 20
Haciendo País

En mapas: así se ubican las bandas en Medellín que buscan entrada a la Paz Total

¿Dónde y cómo operan lo grupos criminales urbanos más grandes de Medellín? Colombia+20 mapeó la ubicación de ‘Los Pachelly’, ‘Los Triana’, ‘La Oficina’, ‘Los Pesebreros’ y ‘La Terraza’, las bandas con más pie de fuerza en la capital antioqueña, así como la de otras estructuras armadas locales como ‘La Unión’, ‘La Doce de Octubre’ y ‘El Mesa’, que piden pista en la política de Paz Total.

03 de febrero de 2023 - 04:15 p. m.
Extraoficialmente, se calcula que en la capital antioqueña hay 12.000 personas pertenecientes a estas estructuras armadas. El gobierno los tiene en el radar para su política de "Paz Total".
Extraoficialmente, se calcula que en la capital antioqueña hay 12.000 personas pertenecientes a estas estructuras armadas. El gobierno los tiene en el radar para su política de "Paz Total".
Foto: Paula Sánchez

Medellín es una de las ciudades donde mejor podría aterrizar la paz urbana. Según cifras de la Fiscalía, organizaciones sociales y centros de investigación,en la capital antioqueña y en el Valle de Aburrá hay más de 250 “combos” (pandillas que ejercen control en los barrios), que le obedecen a una veintena de bandas organizadas urbanas que entre microtráfico, extorsiones, sicariato, control forzado de negocios locales y otras formas de delincuencia común han ejercido una violencia en Medellín que nunca ha perdido vigencia desde los días de Pablo Escobar Gaviria.

Para analistas expertos en la materia como Carlos Zapata, coordinador del Observatorio de Derechos Humanos y de Paz del IPC, para tener un panorama completo de los acercamientos entre bandas y Gobierno -que buscarán ser pronto negociaciones formales- no hay que tener rastreados solamente a las grandes organizaciones, sino que hay que prestarle un especial cuidado al papel que cumplirán los combos en los barrios y ver con cautela el rol de las bandas criminales que se autodenominan como “independientes”.

En contexto: Las propuestas de ‘La Oficina’ y ‘Los Pachelly’ para entrar a la Paz Total

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) aseguró que, por ahora, en Medellín hay 12 organizaciones de bandas criminales que podrían entrar en la política de Paz Total. El comisionado, Danilo Rueda, explicó en un comunicado los acercamientos están en una fase hermética, prácticamente secreta, por lo que se desconoce con exactitud la cuantía de oficinas y combos barriales con los que el Gobierno Nacional está teniendo contacto.

Frente a este punto, Zapata afirmó que es importante que el Gobierno comience acercamientos con bandas o grupos de bajo impacto y no solo con los de mayor control de la ciudad. “Estos grupos buscan mantener el control territorial y ahora dicen que quieren negociar. ‘La Oficina’ se instaló como un grupo fuerte con control de grupos postparamilitares. Sacaron a la guerrilla de Medellín. ¿Van a soltar eso?”.

Así es la distribución de las bandas de Medellín

Colombia+20 mapeó estas estructuras que tienen actividades ilícitas para ejercer control territorial a partir de información del Observatorio de Derechos Humanos y Paz del IPC en Medellín, conceptos de algunos investigadores de la Universidad de Antioquia, datos de la Policía Nacional, informes de la Fiscalía General de la Nación (seccional Medellín) y diálogos con miembros de las estructuras ‘La Oficina’ y ‘Los Triana’.

En el siguiente mapa interactivo, usted podrá ubicar los sitios de operación de las bandas criminales de Medellín ‘La Oficina’, ‘La Terraza’, ‘Los Pachelly’ y ‘Los Triana’, así como podrá conocer los flujos de microtráfico en esa ciudad.

(En este mapa encontrará la ubicación y las actividades delictivas de las bandas criminales urbanas más grandes de Medellín. Ponga el cursor sobre el mapa para poder navegar. De clic en los polígonos de colores para que se despliegue la información)

Bandas como ‘La Oficina’ y ‘La Terraza’ guardan lealtad a José Leonardo Muñoz, conocido como Douglas (ubicación en color azul aguamarina). De esos dos grupos, los “combos” que operan en los barrios los organiza Juan Carlos Mesa, que tiene el alias de Tom (color morado). También está la distribución de la banda ‘Los Triana’ en el nororiente de Medellín (color café). Y ‘Los Pachelly’, un grupo con poder en el municipio de Bello y en el norte de la capital antioqueña (color rojo).

La distribución estratégica de microtráfico y narcotráfico hacia Estados Unidos por parte cárteles mexicanos no han sido plenamente identificados por las autoridades, aunque se presume que su ubicación es la que aparece en el mapa (puntos color verde), junto a otras manifestaciones crimen organizado en Medellín.

Le puede interesar: Paz total: la propuesta de la sociedad civil para la ley de acogimiento de bandas

Aunque no todos los grupos armados urbanos han delegado voceros para hablar con el Gobierno, cinco de esas estructuras han manifestado sus intenciones abiertas de entrar a la “Paz Total”. Estas estructuras componen un brazo grueso del mapa de criminalidad en Medellín y algunos de sus voceros tienen puntos en común inamovibles, como que las negociaciones con el Gobierno primero debe comenzar en la cárcel de Itagüí y después debe irse a los barrios, para hacer una intervención sociojurídica con los jóvenes de las pandillas.

En la capital de Antioquia y el Valle de Aburrá se estima que toda la red de bandas urbanas está compuesta aproximadamente por 12.000 personas, según le explicó a este diario Fernando Quijano, analista de crimen urbano.

Itagüí y el sur de Medellín

En la zona azul con puntos morados que se observa en el mapa anterior (Comuna 14 El Poblado de Medellín), el control de los canales de microtráfico y extorsiones está a cargo de la banda ‘La Terraza’, según informes de la Fiscalía de 2022. La entidad dice que allí se han llegado a formar alianzas con ‘La Unión’, una organización ubicada en el municipio de Itagüí (zona azul con un solo punto). Según expertos en crimen organizado consultados por Colombia+20, ellos obedecen a las órdenes que Douglas da desde la cárcel, aunque consideren que sus organizaciones no son piramidales.

Puede interesarle: Fernando Quijano: “Las bandas de Medellín están en clave de paz total”

Max Yuri Gil, investigador de la Universidad de Antioquia, señala que “hay investigaciones serias que muestran que después del declive del Cartel de Medellín, incluso cuando los paramilitares tomaron el control de varias estructuras criminales en la ciudad, las bandas nunca más volvieron a ser piramidales. Fueron y son una red”. De acuerdo con el experto, actúan como cooperativas que no son verticales en su mando. “Por eso es difícil negociar con ellos, porque además de ser muchas personas, se dedican a actividades diferentes ilegales y que en algunos casos rozan con la legalidad”.

Gil explica que lo que más les ha permitido mantener sus rutas de microtráfico en pie es que “la policía no investiga sus peores conductas y eso les permite controlar muchas rentas, que van desde grandes rutas de narcotráfico, hasta los puestos de arepas que supervisan muchachos en combos barriales”.

La guerra de “Los Pesebreros” en el occidente

Entre las comunas 16 y 13 (Belén y San Javier) de Medellín se han marcado fronteras invisibles (la línea roja en el mapa separa las dos zonas verdes donde aparecen los nombres de Machete y Carlos Pesebre) en las que se disputan el control de rentas de microtráfico, extorsiones, manejos logísticos de tiendas de abarrote y de venta de licores.

Su actividad criminal también se entiende por disputas territoriales con bandas al servicio de Douglas, principalmente vinculadas con ‘La Oficina’ (en azul en el mapa anterior) y con la ‘Doce de Octubre’, que hace presencia en la comuna que lleva su mismo nombre y en Castilla (comuna 5).

Además: Ley de paz total: ¿Qué le aprobó el Congreso al Gobierno Petro?

“Hay personas que dicen ser ya gestores, pero en muchos barrios no representan a nadie. Ojo con esos personajes; ojo no involucrar en posibles negociaciones a independientes como “Los Pesebreros” u otros grupos que tienen guerras internas para dominar el norte de Medellín”, advierte Carlos Zapata, del Observatorio de Derechos Humanos cuando se le pregunta por la guerra en municipios como Itaguí.

El investigador señala que uno de los puntos más importantes en una eventual negociación será tener en cuenta la guerra interna que tienen los “capos” Carlos Pesebre y Machete, quienes desde la cárcel siguen manejando hilos de diferentes estructuras de “Los Pesebreros” y han marcado divisiones internas en su organización criminal.

La llegada de “Los Triana” al nororiente de Medellín

La banda familiar de ‘Los Triana’ (en el anterior mapa está representando con los cuadros color café) se mueve entre el municipio de Bello y el nororiente de Medellín. Le han quitado influencia a las estructuras de Tom y Douglas (morado y azul, respectivamente) y antes de manifestar su voluntad de entrar en la “Paz Total” estaban en un proyecto expansionista que hasta la fecha, según datos del observatorio del IPC, alcanzan las 600 personas dentro de sus filas en más de 25 barrios.

Colombia+20 habló con uno de sus miembros, quien pidió no revelar su identidad y afirmó que “en las comunas Manrique, Popular y Villa Hermosa tenemos casi todo controlado. Estamos en Bello y aunque hemos hecho acuerdos de no agresión con algunos combos de ‘La Oficina’ por un respeto mutuo que tenemos con Douglas, nosotros no hablamos por nadie diferente a nuestra gente y ya le manifestamos al señor Danilo Rueda nuestra voluntad de hablar con ellos”.

Además: Comisionado de Paz habla sobre plan con bandas en Medellín y dice que promesas sobre la no extradición no son ciertas

Carlos Zapata explicó que en el nororiente de Medellín las disputas de esas bandas están mediadas “por la presencia que hagan los grupos satélite de las Agc y la organización de los cárteles mexicanos, que le guste a quien le guste son los reyes del microtráfico en el oriente y en casi todo Medellín”.

El integrante de “Los Triana” consultado por este diario advirtió que una de sus peticiones para un eventual diálogo será “que se negocien las órdenes de captura, que sepan bien cómo van a negociar con el Clan del Golfo (o Agc) porque sus bandas en Medellín siempre calientan el ambiente, que en lo posible que saquen a los grupos mexicanos de Medellín. Acá todos perdieron cuando pensaron que las bandas en las comunas solo eran en Bello y (las comunas) de Castilla, Manrique o La 12 de Octubre. Vamos a negociar siempre y cuando no nos perjudiquen ni nos persigan”.

La complejidad del norte de Medellín y Bello

‘Los Pachelly’ (rojo en el mapa), según registros de la Policía en Medellín en 2022, se han apoderado ilegalmente de rentas legales, paradójicamente. Según las autoridades, este grupo criminal tiene el control de docenas de tiendas de abarrote, decenas de puestos de arepas, injerencia en la distribución de pipetas de gas y mando extorsivo en charcuterías a lo largo del norte y noroccidente de Medellín.

Con miembros de la banda ‘El Mesa’ (azul rey en el mapa) tienen alianzas de no agresión y pactos ligados al tráfico de estupefacientes desde el norte de la capital antioqueña hasta el municipio de Barbosa, pasando por Bello y Copacabana. En ese entorno, se suman las presencias de ‘La Oficina’, ‘Los Triana’ y varios combos independientes que desde hace años buscan ganarse el poder allí, a pesar de que son “Los Pachelly” los que tienen el control de la mayor parte del territorio.

Los esfuerzos de la administración municipal

El secretario de No Violencia de Medellín, Luis Eduardo Giraldo, confirmó que su cartera ya se había reunido en un primer momento con el alto comisionado de Paz Danilo Rueda, quien les pidió que se preparen “para la Paz Total”. El funcionario explicó que, aunque como administración municipal no podían intervenir en los procesos de acercamiento a bandas criminales de la ciudad, tienen algunos programas con los que esperan aportar cuando empiece a avanzar el proceso.

El primer programa al que se refirió es al sistema regional de reincorporación. El secretario explicó que estaban consolidando unas rutas que podrían permitir a integrantes de esas bandas, en un eventual sometimiento, a que puedan acceder a rutas de reintegración a la vida civil. “Ese sistema es distinto a la ruta de reincorporación que hay en la ciudad desde 2004, por motivo de la desmovilización de las Auc. Sin embargo, esa figura podría aprovecharse para este contexto”.

Giraldo también señaló que esperan que se apruebe este año la Política Pública de Paz, Noviolencia y Reconciliación. “Justamente esa política que venimos construyendo hace varios años tiene como fin establecer rutas y metodologías para la paz urbana de Medellín. Por supuesto que en la etapa de construcción en la que continúa nos adaptaremos a las necesidades de la paz total”.

Lea también: Petro iniciará su plan de Paz Total con bandas criminales de Buenaventura

Aunque el secretario de No Violencia no se quiso referir específicamente a los acercamientos con ‘La Oficina’ de Envigado y ‘Los Pachelly’, dijo que desde su cartera han hecho esfuerzos por prevenir el reclutamiento de niños y jóvenes a esos grupos armados urbanos, a través de un programa llamado “Parceros”, que tiene cobertura en 30 zonas de la ciudad.

Otra de sus apuestas será por la pedagogía de la Paz Total en el municipio. “Desde la firma del Acuerdo de Paz de La Habana se ha venido haciendo pedagogía sobre lo que quedó pactado. Ahora para los diálogos con el Eln o con las organizaciones criminales estamos adelantando otras gestiones. Por ejemplo, queremos explicar qué es el proyecto de paz total, qué es la impunidad, entre otras cosas que irán surgiendo en el camino”.

Desde esta Secretaría también están trabajando en los modelos de justicia restaurativa y paz territorial, gracias al acompañamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz que adelanta investigaciones en Medellín como el de la búsqueda de desaparecidos en el sector de La Escombrera (San Javier / comuna 13). “Tenemos una Unidad de Pedagogía para la Paz, en la que nos centramos en hacer procesos de justicia restaurativa con las víctimas del conflicto armado allí. Estos procesos los focalizamos también con la secretaría de Educación, pero también con sindicatos y otras organizaciones que nos permitan ampliar el mensaje de la Unidad”.

Por Valentina Parada Lugo

Comunicadora Social - Periodista de la Universidad Autónoma de Occidente, con experiencia en cubrimiento de conflicto armado y crisis humanitaria. @valentinaplugo vparada@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar