Colombia + 20
Haciendo País

Así es la nueva metodología de la ANT para comprar y entregar tierras a campesinos

La topografía satelital, la gestión catastral con uso sofisticado de la tecnología y el rastreo de viabilidad jurídica en tiempo real forman parte de etapas con las que el Estado busca saldar por fin tantas deudas sobre la ruralidad y la distribución de predios, que históricamente ha sido inequitativa.

11 de abril de 2023 - 12:48 p. m.
Los movimientos campesinos y étnicos llevan décadas exigiendo acceso a tierras.
Los movimientos campesinos y étnicos llevan décadas exigiendo acceso a tierras.
Foto: Óscar Pérez

Desde diciembre del año pasado, el Gobierno de Gustavo Petro cambió el proceso de compra y entrega de tierras a población vulnerable, una deuda histórica para el acceso a la distribución a la tierra que, sin duda es una de las raíces del conflicto armado.

La metodología, que hizo pública el mes pasado la Agencia Nacional de Tierras (ANT), muestra cambios en los métodos técnicos y sociojurídicos de la entrega de los predios que quieren ajustarse a las necesidades rurales. El nuevo proceso empieza con varios pasos como el ingreso de ofertas, la identificación del polígono catastral (la medición del terreno satelitalmente) y luego el análisis de la restitución de tierras y la viabilidad técnicas (ver la tabla).

En el ingreso a la oferta podrán estar presentes los accesos vía correo electrónico, WhatsApp o mediante acuerdos especiales. Posteriormente, al realizarse un análisis de restitución de tierras, quedan completamente anulados aquellos predios en proceso de restitución.

Con eso claro, se hace una evaluación de la tierra fértil y del cumplimiento de saneamiento técnico dentro del análisis de viabilidad jurídica. Si no hay problemas en este paso, el levantamiento predial y la caracterización agronómica de los terrenos medidos puede ser efectuado vía topográfica o la ANT puede hacer uso de métodos combinados -como el análisis de imágenes y la toma de puntos en campo-.

“Este proceso tiene desenlaces prácticos. El estudio es riguroso para saber qué se compra y qué no. Pero siendo aprobado luego de los estudios topográficos, técnicos en más áreas como la jurídica y en la vocación agrícola, la ANT gira de inmediato los recursos para adelantar las escrituras”, explica Gerardo Vega, director de la ANT.

De acuerdo con Vega, desde la ANT aseguran que ya tienen una oferta efectiva de más de 304.000 hectáreas listas para ser sometidas a estudios de factibilidad.

Lea: Reforma agraria arranca con la titulación de 681.372 hectáreas de tierra

Pasos para la compra y entrega de tierrasEtapas en el proceso de viabilidad de compra
1Ingreso de ofertas
2Identificación del polígono catastral
3Análisis de restitución de tierras
4Análisis de viabilidad técnica
5Levantamiento predial
6Avalúo comercial del IGAC
7Presentación de la oferta de compra
8Gestión catastral
9Definición de sujetos de Reforma Agraria
10Otorgamiento de escritura pública
11Ingreso al Fondo de Tierras
12Adjudicación y entrega de predios
13Parcelación del predio

Además. el Instituto Geográfico Agustín Codazzi realiza un avalúo catastral de los predios y de acuerdo con esta cifra el propietario puede o no controvertir el avalúo para que se presente la oferta de compra por parte del Estado.

La etapa final del proceso de compra y entrega comienza con la gestión catastral, con la cual se actualizan los linderos que han sido ofertados para que entren en folios de matrícula inmobiliaria. Consecuentemente, ya se podría realizar los estudios de vocación agraria (definición esencial para la Reforma Agraria), se otorgaría escritura pública, se pagaría el predio (con proceso de reparto notarial), se registra el proceso en el Fondo de Tierras, se adjudican y entregan los predios y finalmente se parcelan de acuerdo con la medida de Unidad Agrícola Familiar (instrumento de política pública para adjudicar tierras).

En contexto: Acuerdo de Paz: adjudicación de tierras a campesinos está lejos de su meta

Desde la campaña presidencial, Petro ha dicho que buscará una una reforma agraria que garantice la redistribución de la tierra en Colombia como forma de reparación para las víctimas y como garantía para la productividad y seguridad alimentaria del país. A finales del año pasado, el presidente habló de la compra y entrega de tres millones de hectáreas por parte del Estado para esos fines, que ha sido de lejos la mayor directriz para la ANT.

Le puede interesar: Así opera la metodología neerlandesa para formalizar tierras en la Colombia rural

En los últimos meses han ido a buen ritmo los levantamientos catastrales, los procesos jurídicos de inspección de predios y la oferta por la compra y entrega de tierras. En total, se han ofertado a la ANT 2.321 predios; se han analizado 1.604 de estos; se ha dictaminado una inviabilidad por restitución de tierras del 15%; se ha determinado que 25% del total no cuenta con viabilidad técnico-jurídica; y más del 60% de los predios estudiados tienen visto bueno para que entren en avalúo.

Por ejemplo, la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán) ha sido una de las organizaciones principales en fungir como oferente de venta de tierras al Estado. Desde que Gustavo Petro es el presidente de la República, ellos han aumentado el volumen de tierras ofertadas. Según cifras del gobierno, en el primer trimestre de 2023 ofertaron 239 predios que representan más de 40.000 hectáreas (extensión cercana a la de la subregión despojada por paramilitares de Tulapas).

A su vez, con corte a marzo de 2023, la ANT tiene monitoreadas 6.734 hectáreas adicionales con viabilidad técnica y jurídica para ser adquiridas por medio de este colectivo ganadero.

“Estos meses han sido muy productivos. Hemos avanzado en compras masivas, más de 147.000 hectáreas que hemos estudiado ya pasaron la prefactibilidad técnica y jurídica. Vemos que hay muchas tierras que se pueden adquirir en favor de los colombianos rurales y sus anhelos de fertilidad alimentaria. En muchos medios solo se habla de las alianzas con Fedegán y claro que son importantes, pero los procesos de compra no son solo con ganaderos… acá interviene mucha gente para que sea posible”, afirmó Vega.

Planes piloto

El Magdalena Medio y el Caribe colombiano son dos puntos centrales para hablar de tierras en Colombia. De acuerdo con cifras de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), en estas zonas del país fueron despojadas más de 35.000 hectáreas durante la guerra.

Si se tiene en cuenta que en muchos casos las cifras oficiales tienen detrás subregistros, podemos estar hablando de una situación mucho más crítica. La cantidad de predios y hectáreas ofertadas han permitido mostrar que con la nueva metodología de compra y entrega de predios de la ANT puede haber mayor eficiencia técnica.

Por ejemplo, en el Caribe (a lo largo de los últimos siete meses), han sido ofertadas 120.216 hectáreas de tierra a lo largo de 886 predios. A nivel nacional, en el mismo periodo de tiempo, ha habido 314.771 hectáreas ofertadas representadas en 1.367 predios.

Sobre el papel del Estado: El rol de la gobernanza en la formalización de tierras durante el posconflicto

“En el Caribe y en el Magdalena Medio estamos adelantando pilotos de la nueva metodología para probar la celeridad del proceso. Países Bajos, Noruega y Francia hacen barridos catastrales similares a los que usamos acá y han tenido éxito. Hemos aprendido de ellos y por eso los pilotos han tenido éxito. Va un poco más rezagado Magdalena Medio; la gran apuesta es el Caribe y por eso vemos en esa región un número tan alto de predios ofertados y estudiados. Si vemos los números del Magdalena Medio apenas hablamos de 68 predios ofertados en 4.832 hectáreas. Es un comienzo e iremos por más”, contaron desde oficinas de la ANT.

El impacto comunitario también es un aliciente para campesinos que durante el conflicto armado fueron sacados a la fuerza de sus hogares y que han regresado paulatinamente para asentarse en sus fincas, construyendo proyectos de vida centrados en la actividad agrícola.

Oniris Jaimes, lideresa campesina en Toluviejo (Sucre), se ha acercado a estos procesos catastrales, ha estado en capacitaciones de la ANT sobre compra y entrega de predios, y le comentó a este diario algunas de las ventajas que encuentra en esta metodología respecto a técnicas de inspección de tierra que se usaban antes.

“Fondos ganaderos y particulares en nuestra región fueron hace unos meses oferentes de tierras. Veíamos a este tipo de procesos con recelo, pues eran muchas hectáreas por repartir. De la ANT vinieron a hacer visitas prediales y estudios de factibilidad y pasando los días todo iba cuadrando más. En diciembre habilitaron un WhatsApp para comunicarse mejor con las comunidades y allí íbamos sabiendo al por menor los temas de barrido catastral. Utilizaban satélites y tecnología muy buena para que el trabajo fuera rápido y por suerte fue así. Mi familia está en proceso de adjudicación y esperamos que muchos más colombianos sigan sintiendo esa satisfacción tan hermosa que tenemos de por fin hablar desde una tierrita propia y para trabajarla en nuestras yucas y plátanos”, narró Jaimes.

Le sugerimos: ANT recuperó por primera vez un terreno baldío

Al catastro multipropósito (herramienta propuesta en el Acuerdo de Paz para conocer informaciones certeras de predios como usos de la tierra, ocupantes, poseedores y propietarios) y al Fondo de Tierras le quedan varias tareas. Sin embargo, con la nueva forma de hacer estudios de factibilidad de predios, miles de familias en el campo colombiano se acercan cada vez más a su sueño de tener tierra propia, debidamente adjudicada y titulada por el Estado colombiano. Para que se realice una reforma agraria completa, este es sin duda uno de los pasos ineludibles, del cual en la ruralidad se espera mucho para que esté a la altura de tanta gente que por años sufrieron violencia diferencial que les hizo perder casi todo.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar