Publicidad

Investigan caso de bebé declarado muerto y que dio señales de vida en el entierro

Familiares señalan que el bebé movió las manos, pero no pudieron salvarle la vida. El hospital señala que no ha recibido denuncias.

21 de septiembre de 2023 - 09:17 p. m.
A una mujer de 22 años le indujeron el parto de su bebé, debido a que los médicos le indicaron que se encontraba muerto.
A una mujer de 22 años le indujeron el parto de su bebé, debido a que los médicos le indicaron que se encontraba muerto.
Foto: PIxabay

Autoridades de salud del Atlántico investigan un presunto caso de negligencia médica, en el que fue extraído un bebé de siete meses y medio del vientre de su madre, luego de que fue considerado muerto. El problema es que durante las honras fúnebres el niño habría presentado señales de vida.

Lea: Daniel Quintero le insiste al Gobierno Nacional intervenir en pleito por Tigo

La historia comienza en Sabanalarga. Según explicó a El Heraldo, Daiver González, padre del menor de edad, su pareja nunca recibió atención en el municipio, debido a que su sistema de salud solo atendía sus citas de control en Barranquilla.

El pasado martes, la mujer asistió al Hospital de Sabanalarga, pero, debido a que no había luz, fue trasladada al Hospital de la Misericordia en el que le dijeron que el bebé estaba muerto y debían extraerlo de su vientre. La madre de siete meses y medio de embarazo fue sometida a la intervención y el bebé fue entregado a su familia.

Le puede interesar: A los gritos se fueron Daniel Quintero y el concejal de Medellín Sebastián López

En medio del velorio, los allegados a la familia se habrían dado cuenta de que el bebé seguía con vida. “Tenemos pruebas que sí tenía vida porque abrió la boquita, defecó, movía las manitos y botó sangre”, afirmó Elisa Herrera, pariente de la madre.

Ante lo ocurrido, llamaron al médico Alexis Díaz, quien corroboró a la Emisora Atlántico lo que dijo Herrera así como indicó que pudo constatar que el bebé estaba muy flácido, “tenía sangrado activo por el cordón umbilical y tenía ritmo cardiaco demasiado disminuido. El niño se ensució y se le salieron las lágrimas. Tenía movimientos mínimos de las manitos”.

Pese a esto, el bebé murió. Según Díaz, debido a que no contaban con la atención especializada que necesitaba y por la compleja situación de salud que presentaba el menor de edad.

Frente a lo ocurrido, la secretaria de Salud del Atlántico, Alma Solano, indicó a la emisora que pedirán a la secretaría de Barranquilla el informe de lo que ocurrió y en qué situación nació el bebé. “Me parece muy insólito esta situación. No me atrevo a especular qué pudo haber sucedido porque no sé las condiciones en las que se hizo la evaluación previa, pero un traslado de un bebé que debía estar en condición crítica a otro municipio es bastante complicado”.

Por su parte, el Hospital de La Misericordia señaló que usaron protocolos “basados en evidencia científica, verificables, medibles, que soportan un actuar médico asistencial tanto para hacer diagnóstico como para instaurar tratamiento médico quirúrgico, según la patología del caso”

Sumado a esto, indicaron que no han recibido denuncias por el caso, así como la madre del bebé sigue hospitalizada en el lugar recibiendo asistencia médica y psicológica.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar