27 Nov 2019 - 12:13 a. m.

"Un policía me disparó por la espalda", le dijo Duván Villegas a su madre en los disturbios de Cali

Duván Villegas Benítez se disponía a recoger su bicicleta para regresar a su casa cuando recibió un disparo, según denuncian, por un motorizado de la Policía. El joven tiene afectados el hígado y un pulmón. La probabilidad de que vuelva a caminar es del 1 %, de acuerdo con el parte médico.

* Redacción Nacional

Duván Villegas tiene afectados la columna, el hígado y el pulmón derecho.  / Cortesía
Duván Villegas tiene afectados la columna, el hígado y el pulmón derecho. / Cortesía

“Mamá un policía me disparó”, fue lo único que le alcanzó a decir Duván Villegas Benítez, de 27 años, a Neidy Benítez Martínez, su mamá, luego de que esta llegara a la clínica Sebastián Belalcázar, lugar al que había sido ingresado para recibir atención médica.

Villegas, según la denuncia, fue gravemente herido por un impacto de bala en la columna en la noche del jueves 21 de noviembre en la zona del Paso del Comercio, en inmediaciones con el barrio Los Alcázares.

Los hechos ocurrieron horas previas al toque de queda en Cali por los desórdenes ocurridos en la ciudad durante la primera jornada del paro nacional. No estaba participando en las movilizaciones. Iba a recoger su bicicleta para dirigirse a su casa, pero no alcanzó a hacerlo.

Lea también: Así fue la noche de terror en Cali

“Yo estaba en la casa de mis padres y Duván también llegó a eso de las seis de la tarde. Le dije ‘acuérdate que hoy hay toque de queda, vete para el apartamento mira que la señora está sola con el bebé y están amenazando con saqueos’, él me dijo ‘dale mamita, tranquila. Busco la bicicleta que la tengo donde unos amigos y me voy para el apartamento. Le insistí que no fuera, pero me dijo que no se demoraba”, contó Benítez a El Espectador.

A las 8:05 de la noche sonó el teléfono. La llamaban de la clínica Sebastián de Belalcázar de Cali preguntando por un familiar de Duván Villegas. “Dije que era la mamá y me dijeron ‘su hijo acaba de llegar a la clínica. Sufrió un impacto de bala que le hirió la columna’, yo simplemente salí, había toque de queda así que fue difícil conseguir taxi (…) llegué a las 8:30 de la noche a la clínica. Al entrar lo encontré en un estado de shock”, narró la mamá del joven.

Según el reporte médico de la clínica, la bala atravesó la columna de Duván, pasó por el hígado y salió por el pulmón derecho. Hasta el momento no se conoce qué tipo de bala impactó su cuerpo. El cirujano de columna explicó a sus familiares que se trata de una lesión compleja donde “la bala entró y atravesó y hubo una onda expansiva que ocasionó daños y seccionó la médula espinal”. 

Por eso, las posibilidades de que Duván Villegas pueda caminar son del 1%. “Me dicen que realmente no hay nada que hacer porque si lo ingresan a cirugía sería agravar la situación”, explicó Neidy Benítez.

A pesar de que los signos vitales del joven se encuentran estables, su familia asegura que está muy débil y sin apetito. Además, debido a los medicamentos suministrados, está sedado. “Habla a raticos, pero no se le entiende, duerme y se despierta”, dijo Alejandro Alba Benítez, primo del joven herido a El Espectador.  

Alejandro y su familia se encuentran en la clínica a la espera de la evolución de Duván. Neidy Benítez aseguró que lo que hicieron con su hijo “fue algo criminal”. Duván Villegas Benítez tiene dos hijos, es montañista y patinador. En 2016 se graduó de diseño arquitectónico de la Fundación Academia de Dibujo Profesional y actualmente está estudiando Mantenimiento en refrigeración de aires acondicionados en el SENA.

La madre del joven señaló que lo que sucedió con su hijo “está muy tapado” y explicó que hasta el domingo logró presentar la denuncia ante la Fiscalía y allí la trasladaron a la URI. “Buscaron, pero no encontraron el reporte de mi hijo. Yo tengo entendido que es obligación que haya uno cuando alguien ingresa por herida de bala, pero no hubo y fue hasta el lunes que se apareció la Fiscalía, la Policía y Sijín”, dijo Benítez.

De acuerdo con el coronel Didier Estrada, comandante operativo de Cali, la institución se enteró del caso el lunes 25 de noviembre durante el consejo de seguridad desarrollado en la alcaldía de la ciudad. “En el consejo nos informan que estaba circulando lo sucedido por redes sociales, lo que se acordó fue que la Fiscalía asume la investigación”, dijo el coronel.

Estrada aseguró que se encuentran verificando los hechos y que, al parecer, todo habría sucedido después del toque de queda en la ciudad. Según la Policía, el joven tampoco aparece en la lista de los 125 heridos (74 civiles y 51 uniformados) reportados durante los disturbios del jueves 21 de noviembre.

Por su parte, la madre del joven solicitó que se esclarezcan los hechos. “Me dicen que van a actuar con toda la transparencia y eso es lo que espero. La persona que tuvo la valentía para hacerlo debe tener la misma para dar la cara y responder”, dijo Benítez a este medio.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.