8 Apr 2019 - 9:15 p. m.

Policía decomisa 8,5 millones de dólares en mercancía ilegal

Los productos de contrabando no contaban con registros que certificaran su calidad. Por eso, la mercancía, cuyo destino final sería Venezuela, tiene un alto riesgo para su uso y consumo.

Redacción Bolívar con información de EFE

En el puerto de Cartagena fueron incautados 1'507.206 unidades de productos de aseo falsificados que iban a ser enviados a Venezuela.

En la operación participó la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, la Fiscalía General, el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de España, la Oficina Europea de Lucha Contra el Fraude, la Agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional y la Agencia de Control de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos

Los productos de contrabando estaban en 16 contenedores de carga procedentes de Asia. No contaban con registros fitosanitarios, lo que representaba un alto riesgo para su uso y consumo, ya que sus componentes eran desconocidos, explicó la Policía en un comunicado. El cargamento incautado está avaluado en 8,5 millones de dólares.

Lea: Hombre atacó con ácido a su expareja y a su hija en Barranquilla

— BG. Juan C. Buitrago A. (@PoliciaAduanera) 8 de abril de 2019 Las autoridades de varios países siguieron la red de contrabando que ingresaba productos falsificados a través de la ruta China - México - Colombia - Venezuela. En ese proceso identificaron que "ante la falta de operación de los puertos venezolanos", Colombia se convirtió en "un punto estratégico" para el descargue de los productos falsificados gracias a su ubicación geográfica.

La mercancía falsificada era llevada hacia territorio venezolano en pequeñas cantidades, en especial a través de ciudadanos que utilizan rutas ilegales entre los dos países para no despertar sospechas y tratar de evadir el control de las autoridades.

La otra parte de la mercancía falsificada se vendía en Colombia. Además, los productos que no eran vendidos en Venezuela los devolvían a Colombia, en ocasiones también por rutas ilegales, donde terminaba siendo vendida.

Comparte: