29 Jun 2017 - 8:16 p. m.

Por contratos innecesarios, Contraloría calculó detrimento de $2.500 millones en Cartagena

Las contrataciones las efectuó el entonces secretario de Hacienda del Distrito, Carlos José Granadillos Vásquez, con la empresa SPS Asociados para servicios, que al parecer, les compete a los funcionarios públicos de ese departamento.

redacción Nacional

Tras una fiscalización adelantada por la Gerencia Departamental de la Contraloría General en el Departamento de Bolívar, se encontró irregularidades en una de las contrataciones, que hace parte del proyecto “Apoyo financiero y estratégico al Distrito Turístico y Cultural de Cartagena de Indias”, donde el municipio adquirió una deuda de $2.500 millones.

Según un comunicado emitido por la Contraloría, las contrataciones se habrían dado para la creación de unas supuestas ‘comisiones de éxito’ que buscaba adelantar gestiones que le correspondían a los funcionarios de la Alcaldía, por ello considera que son contrataciones injustificadas porque el distrito contaba con el personal respectivo para desempeñar dichas funciones.

“La Alcaldía contaba tanto con el personal, como con las herramientas técnicas y financieras para tramitar la solicitud sin la intervención de terceros. (…) Se trató de una contratación injustificada, innecesaria, desventajosa, ineficiente y desfavorable para los intereses del Distrito de Cartagena de Indias, lo que habría generado un detrimento patrimonial por cuantía de $2.500 millones”, explica la Contraloría.

La firma contratada fue SPS Asociados, según el comunicado, por el entonces secretario de Hacienda del Distrito, Carlos José Granadillos Vásquez, el 24 de enero de 2014, con el fin de conseguir un apoyo financiero integral y estratégico que le permitieran analizar las mejores opciones en cuanto al manejo de las finanzas de la ciudad.

A pesar de que la contratación fue suscrita por un valor total de más de $379 millones, más una adición posterior de $170 millone, según la Contraloría, se le otorgó a esta organización “el 1% sobre los recursos debidamente contratados producto de la gestión realizada por el contratista en su gestión de estructurador de la operación de crédito público”, según se lee en el contrato.

Por ello, la suma que se pagó al final fue mucho mayor de la pactada. Según la investigación, el alcalde había solicitado con antelación un endeudamiento de la ciudad por $250.000 millones, lo cual pasó a ser parte del presupuesto programado para ese año y no contó con una intermediación ni una gestión de firma asesora alguna. El secretario de Hacienda emitió el endeudamiento justo después de la solicitud del Alcalde.

“Es decir, ya se habían solicitado los recursos y el procedimiento para su obtención ya había sido iniciado por la Alcaldía, y sin embargo el Secretario de Hacienda Distrital pactó el supuesto “componente de éxito”, tratándose de una gestión que ya estaba siendo adelantada por el personal de la Alcaldía Distrital”, se explica en el comunicado.

Después de la aprobación del crédito desde el pasado el 8 de enero de 2014, se logró el endeudamiento en seis bancos del país: Banco Colpatria ($36.000 millones), Banco Agrario ($100.000 millones), Banco de Bogotá ($32.000 millones), Banco de Occidente ($32.000 millones), Banco Popular ($25.000 millones) y Banco AV Villas ($25.000 millones).

Según la Contraloría al revisar los documentos entregados por la empresa Asociados no se encontró ninguna relación ente los documentos exigidos por los bancos, lo cual probaría que la solicitud de recursos fue emitida como si hubiesen sido parte de los programas del distrito.

Comparte: