Publicidad
25 Mar 2022 - 6:31 p. m.

Entregan pronóstico positivo de niñas víctimas de accidente de bus en Santander

Una de ellas se encuentra estable tras un procedimiento. Con la otra menor de edad iniciarán para despertarla.
Las dos niñas ingresaron al HIC en el transcurso del 24 de marzo.
Las dos niñas ingresaron al HIC en el transcurso del 24 de marzo.
Foto: Tomado del Twitter de Mauricio Aguilar

Las dos niñas que quedaron gravemente heridas tras el accidente de un bus escolar en Santander se encuentran estables, según informó el Hospital Internacional de Colombia (HIC), al que llegaron el pasado 24 de marzo en “condición crítica”. Yarelis Castellanos, de 10 años de edad, presentaba un trauma craneoencefálico severo, así como fracturas en ambas clavículas, mientras que Yeri Gabriela Osorio, de siete años, registró un trauma toracoabdominal cerrado y ruptura del riñón y el bazo.

También puede leer: Realizaron honras fúnebres de cuatro niños víctimas de accidente en Santander

De Yarelis Castellanos, el director médico del HIC Frank Serrato, indicó que: ”Pasó una noche relativamente estable. Hoy vamos a realizar una tomografía de control y, de acuerdo a los hallazgos y evolución, iniciaremos el plan para despertarla y poder evaluar su condición neurológica”.

Por su parte, Yeri Gabriela, quien ingresó con condición crítica y pronóstico reservado, fue intervenida en la noche del pasado jueves, para hacer control de su sangrado. “Este procedimiento se realizó con éxito y la paciente se logró estabilizar. Hoy permanece bajo cuidado intensivo bajo los efectos de sedación y medicación”, indicó Serrato.

Yeri Gabriela es hija del conductor del bus, Jaime Osorio. Según relató su esposa, Marlén Ávila, a La W Radio, el hombre se encuentra en estado de shock y solo pregunta por el estado de salud de su hija. El conductor aún no ha dado su relato sobre lo que sucedió el día del accidente.

También puede leer: Aplazaron concertación para delimitación del páramo de Santurbán por protestas

La HIC informó que los otros menores que ingresaron están estables, se encuentran en el servicio de hospitalización pediátrica y, de acuerdo con la evolución que tengan, podrían ser dados de alta en las siguientes 24 o 48 horas.

Una de las menores de edad tiene una fractura en la cadera y está siendo evaluada por especialistas para completar su tratamiento.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.