Publicidad
26 Jan 2023 - 2:00 a. m.

Rosas (Cauca) sigue a la espera de $4.000 millones para mitigar riesgos: alcalde

José Roberto Campo, alcalde de Rosas (Cauca) insta a la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo para que gire los recursos que se destinarán en la construcción de un canal para el desagüe de las aguas lluvias. El Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres advierte que el movimiento en masa sigue activo y recomienda monitoreo constante en la zona.
Ricardo Ávila Palacios

Ricardo Ávila Palacios

Editor Sección Colombia
Rosas (Cauca) sigue  a la espera de $4.000 millones para mitigar riesgos: alcalde

Sigue la emergencia que afecta el transporte terrestre desde y hacia el sur del país, por el desprendimiento de unos nueve millones de metros cúbicos de material, que desde el pasado 9 de enero mantienen obstaculizada la vía Panamericana, a la altura del municipio de Rosas, en el departamento del Cauca.

El Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD) elaboró un informe en el que concluyó que es necesario establecer, con la mayor brevedad posible, un plan de manejo y monitoreo continuo en ese municipio caucano, por parte de las entidades que hacen parte del SNGRD, y advirtió que el movimiento en masa está activo y puede continuar avanzando y afectar otras zonas; por lo tanto, se debe hacer seguimiento al comportamiento del deslizamiento, observando la humedad del terreno y el avance de los agrietamientos, como medida que permita generar alertas a la comunidad que se localiza en los alrededores.

(Una cruzada por la niñez en La Guajira: la razón del bloqueo de vías)

Hasta la fecha no hay una previsión exacta sobre cuánto tiempo le tomará al país recuperar el paso por la Panamericana.

El alcalde de Rosas, Jose Roberto Campo, en entrevista con El Espectador, habla de las necesidades más apremiantes y de un riesgo inminente de deslizaminto en la cabecera municipal de esa población del occidente del país

¿Siguen los movimientos en masa que pueda poner en riesgo a más pobladores?

Estamos en monitoreo constante para ver cuánto va avanzando. El pasado fin de semana llovió duro y el deslizamiento no se extendió a los lados, pero lo que quedó en el fondo se sigue moviendo, va a caer abajo a la vía Panamericana y se lleva lo que desmoronó poco a poco. No se evidencian movimientos grandes.

¿Entonces, por ahora, no hay más personas en riesgo?

No, no, no. El problema es que hay mucho venezolano que se pasa por ese barro y ahí es donde está el riesgo.

¿Y es difícil controlar el paso de venezolanos por la zona del desastre?

Hay que pedir ayuda a las alcaldías de Popayán y El Bordo para que retengan a los venezolanos allá mientras se habilita el paso para que no se pasen a pie, porque son las dos ciudades más cercanas a Rosas. Si los retienen no hay riesgo de que alguna persona salga afectada.

¿Ellos pasan por Rosas y hacia dónde se dirigen?

Los que van a Pasto por la Panamericana pasan por el derrumbe y los que suben de Pasto para Venezuela también pasan por ahí; ese es descontrol.

¿Se sabe cuántos venezolanos están pasando a diario por la zona del alud?

Unos 1.000 al día. Ese es el riesgo, porque la gente del pueblo no se pasa. Por eso pedimos ayuda a las alcaldías de Popayán y El Bordo, a la Defensoría del Pueblo para que detengan a los venezolanos mientras se habilita la Panamericana y evitar que sus vidas corran riesgo.

¿Cómo va la atención humanitaria de los afectados?

Va muy bien y agradezco que todo el país se haya solidarizado con nosotros, así como varias empresas, el Banco de Alimentos de Cali y de Bogotá, el Minuto de Dios, el Banco BBVA, los municipios del Cauca, los personeros y diputados del departamento, así como el gobernador y el presidente Petro, que han estado muy atentos.

¿De cuantas personas afectadas se trata?

Son 283 familias damnificadas y 890 familias afectadas, estas últimas quedaron incomunicadas y no tienen cómo salir a la cabecera municipal. Han quedado aisladas y sin alimentos.

(Rosas (Cauca) se construyó sobre una antiquísima zona de deslizamientos: geólogos)

¿En cuántos albergues se están quedando las familias damnificadas?

Hay dos albergues en los colegios Santa Teresita y Madre Caridad Brader, pero es importante gestionar su pronto traslado, porque el lunes comienza el año lectivo y solicitamos a la Unidad de Gestión de Riesgo que les organice albergues temporales a estas familias, para no alterar el comienzo del año escolar.

¿Y dónde ubicarán esos albergues?

Pues ahora no tenemos dónde. Hay que alojarlos en unas carpas o algún sistema de albergue temporal, porque no tenemos otra opción.

¿Cuántos niños regresarán al colegio el lunes?

Son 1.700 niños y también necesitamos unas aulas temporales, porque no tenemos capacidad y estamos esperando respuesta de varias entidades. Hay 90 niños del colegio Alfonso Córdoba, que desapareció con el derrumbe, y están aquí en la cabecera municipal de Rosas, pero no podemos recibirlos el lunes en los otros dos colegios.

Read more!

¿Cómo va el asunto de la reubicación de los afectados? ¿Ya hay terrenos definidos para llevarlos?

Este miércoles fuimos con varios campesinos a ver las tierras que posiblemente serán compradas, para que ellos mismos evidencien si se sienten bien en esos sitios. Son unos diez predios tentativos.

¿Cuánto tiempo demorará asentarlos en esos terrenos?

La compra de los terrenos tiene que estar lista en 10 días y ese es un avance importantísimo.

¿De dónde saldrá el dinero para la compra de los predios y de qué cuantía será la inversión?

Los recursos saldrán del Fondo de Adaptación, porque es la entidad encargada de comprar los predios, pero no se sabe aún el límite de inversión.

(Paro indefinido en La Mojana para exigir cierre de dique en Cara de Gato)

¿Qué otras carencias hay?

Para las 890 familias afectadas necesitamos ayudas alimentarias, implementos de aseo y útiles escolares para los niños.

¿Tiene algún llamado especial para el Gobierno?

Claro. Hay un proyecto para mitigar el riesgo acá en la cabecera municipal, que se llama el canal de vertimiento de aguas en el municipio de Rosas, que hace dos años y medio está viabilizado en la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y aún no le han asignado los recursos. Ese es el que mitiga el riesgo inminente de que se nos vaya la cabecera municipal y con urgencia se necesitan esos recursos.

¿De cuántos recursos se habla?

Son $4.400 millones.

¿Y el Gobierno qué le ha dicho?

Aún no me han dicho nada de ese proyecto y lo necesitamos con urgencia, porque pasa una cañada por el lado del pueblo, el agua baja continuamente por ahí con buen caudal y puede afectar los cimientos de las casas, que están a unos 10 metros de la calle principal.

Ricardo Ávila Palacios

Por Ricardo Ávila Palacios

Periodista bogotano y abogado en uso de buen retiro. Creador de Tip Legal, con la pretensión de difundir pedagogía jurídica como una forma de servicio a la comunidad de lectores de El Espectador. Autor de los libros “Derecho a la información” (2005) y “La fabulosa historia del atletismo colombiano” (2019).@ricardoavilapalaciravila@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.