1 Dec 2008 - 8:02 p. m.

Afectados por pirámides “deben ser tratados como víctimas”

Basado en ello, el gobernador de Nariño, Antonio Navarro Wolf, entró en huelga de hambre. Su objetivo es presionar por un acuerdo entre el Gobierno y los afectados.

El Espectador

El gobernador del departamento de Nariño, Antonio Navarro Wolf, comenzó este lunes una huelga de hambre por 48 horas en busca de lograr una concertación entre el Gobierno y los ahorradores que invirtieron recursos en firmas captadoras de dinero.
 
Una vocera de la oficina de prensa de la Gobernación de Nariño dijo a la Agencia Efe que el Gobierno sentó una posición y la comunidad de Nariño otra, sin que se llegara a un acuerdo. Según Navarro, los inversionistas que perdieron sus dineros son “víctimas de un delito” y en consecuencia “deben ser tratados como víctimas, pues no son culpables de ese delito”.

Durante la reunión del domingo pasado, realizada en Chachagüí (Nariño), el presidente Uribe dijo que el Gobierno ofrecía créditos, mientras que la población afectada por la quiebra de las pirámides pide la devolución de la totalidad de los dineros invertidos. “Lo que busca el Gobernador de Nariño es que haya un punto medio entre las partes”, señaló la fuente, quien agregó que la huelga de hambre es “del Gobernador y la premisa es que haya un acuerdo entre las partes”.

La iniciativa de Navarro recibió el apoyo de varios alcaldes regionales, al considerar que la situación por la que pasa el departamento de Nariño por el fenómeno de las pirámides es muy difícil. La propuesta contempla la adjudicación de créditos por valores iguales a los depósitos que hizo cada persona en las captadoras, descontando los intereses que haya recibido y sin incluir a quienes obtuvieron rendimientos iguales o superiores al capital inicialmente consignado.

Se busca que el 50 por ciento del crédito adjudicado sea no reembolsable y se pueda pagar por cada persona a través de trabajo social acordado con cada Alcalde. El Gobierno colombiano decretó la emergencia social el pasado 17 de noviembre, el mismo día en el que también intervino el emporio DMG, del detenido empresario David Murcia Guzmán, procesado por lavado de activos y captación ilegal de dinero, entre otros delitos.

Nariño ha sido el más afectado por el desplome de las pirámides, después de Putumayo, también en la misma frontera y cuna de DMG, grupo que se extendió por todo el país y varias naciones vecinas.

Temas relacionados

NariñoAntonio Navarro Wolf
Comparte: