12 Nov 2014 - 2:18 p. m.

Arremetida de Humberto De la Calle contra las Farc por ataque a indígenas

En el Congreso, el jefe del equipo negociador dijo que "la sociedad necesita hechos concretos y gestos que demuestren que la voluntad de paz de las Farc es real".

Redacción Paz

El jefe del equipo negociador del Gobierno con las Farc, Humberto De la Calle Lombana, sorprendió este miércoles con su reconvención a la guerrilla por el asesinato de dos líderes indígenas la semana pasada en Cauca.

En el Congreso, durante un encuentro con miembros del Partido Liberal, el exministro no ocultó su malestar por el atroz crimen de los nativos de comunidad nasa.

Ha llegado el momento de avanzar en las grandes decisiones, este es el momento…la sociedad necesita hechos concretos y gestos que demuestren que la voluntad de paz de las Farc es real”, dijo.

Y agregó: “No es causando más víctimas, por ejemplo atacando poblaciones indígenas...no es ese el camino para llevarle a los colombianos el convencimiento de que realmente vamos a superar ese conflicto y que las Farc van a ser dejación del uso de la violencia”.

Finalmente, De la Calle recordó a la guerrilla que “no estamos en Cuba para validar el uso de la violencia, ni los métodos de las Farc, los colombianos repudiamos esos métodos”.

La guerrilla de las Farc reconoció el pasado domingo el asesinato de dos indígenas en el departamento del Cauca, en hechos que calificó de "graves y lamentables", al tiempo que negó la autoría de un panfleto con amenazas de muerte a 26 líderes indígenas de la zona. (Lea: Autoridades indígenas detienen a guerrilleros vinculados al crimen de dos indígenas)

En un comunicado divulgado por la delegación que negocia la paz con el Gobierno en La Habana, ese grupo se refirió a las circunstancias en las que fueron asesinados el miércoles los guardias indígenas Manuel Antonio Tumiñá y Daniel Coicué, de la comunidad Nasa, en una zona rural de Toribío, en el departamento del Cauca. (Lea: Farc reconocen asesinato de dos indígenas y niegan amenazas a líderes)

Los dos indígenas fueron asesinados cuando perseguían a guerrilleros de las Farc que habían intentado atentar contra el líder comunitario Edgar Tumiñá y también habían tratado de retirar una valla con propaganda alusiva al que fuera el número uno de las Farc, Guillermo León Sáenz, alias 'Alfonso Cano', muerto el 4 de noviembre de 2011 en una operación militar en Suárez (Cauca).

"Nuestras primeras averiguaciones indican que los hechos se originaron cuando milicianos indígenas que colocaban pendones alusivos al tercer aniversario del asesinato del comandante Alfonso Cano fueron presionados por un grupo de la comunidad Nasa encabezados por el gobernador del Cabildo, Esneider Gómez", señaló la delegación de las Farc en el comunicado.

Comparte: