28 Apr 2020 - 10:18 p. m.

Capturan a miembro del Clan del Golfo acusado de asesinar a un líder indígena en 2018

Alias "Martín" coordinaba las acciones militares de esa organización criminal en sus disputas territoriales con otros grupos armados en municipios chocoanos como el Carmen del Darién, Riosucio, Salaquí, Bojayá y Juradó.

* Redacción EFE

El Clan del Golfo surgió en 2006, en el marco de la desmovilización paramilitar, bajo el mando de la familia Úsuga.  / Policía Nacional
El Clan del Golfo surgió en 2006, en el marco de la desmovilización paramilitar, bajo el mando de la familia Úsuga. / Policía Nacional

Tras un operativo de control, la Policía capturó a alias Martín, un miembro del Clan del Golfo que operaba en el Chocó. El  hombre está acusado de asesinar a un líder indígena de la región en 2018.

Alias Martín, de 29 años, era el segundo cabecilla de la estructura José Pablo Montalvo del Clan del Golfo y recibía órdenes de alias Monseñor, informaron las autoridades.

El Clan del Golfo nació tras la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006 y se convirtió en la banda criminal más grande del país, dedicada al narcotráfico y la minería ilegal, principalmente.

También le puede interesar: Dos "descuartizadores" del Clan del Golfo, condenados a 60 años de prisión

Para lograr su captura, la Policía recibió información del posible paradero del hombre y de dos de sus personas de confianza a través de la Red de Participación Cívica en una zona cercana al río Atrato.

Informes preliminares señalan que alias Martín llevaba nueve años en el Clan del Golfo y era el que controlaba las rutas de narcotráfico, se encargaba de extorsionar y controlar otras rentas ilícitas y ejecutaba asesinatos selectivos.

Uno de estos homicidios fue presuntamente el del líder indígena y defensor de derechos humanos Aquileo Mecheche Baragón, de 52 años, en Riosucio en 2018 y el de un menor de edad de la misma localidad.

Mecheche fue uno de los que encabezó la minga del Chocó, como llaman los indígenas a sus protestas, en la que más de 400 indígenas se trasladaron a Bogotá con el fin de exigir garantías de seguridad y vida digna en sus territorios.

Los hombres al mando del capturado operaban en zonas afectadas por el control y la disputa entre grupos armados ilegales como el Carmen del Darién, Riosucio, Salaquí, Bojayá, Juradó, Opogadó y Truandó, en el Chocó, y Vigía del Fuerte, en el departamento de Antioquia.

El Clan del Golfo tiene como máximo jefe a Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel. Varios de sus familiares han sido detenidos por las autoridades. 

Recibe alertas desde Google News