29 Sep 2021 - 8:03 p. m.

Cerca de 1.000 indígenas Emberá están desplazados en Dabeiba (Antioquia)

Los indígenas salieron de siete veredas diferentes y están confinados en el resguardo de Pueblo Nuevo.

Una nueva crisis humanitaria están viviendo los indígenas Emberá en Dabeiba (Antioquia). Según el censo presentado por las autoridades, 977 personas, pertenecientes a 286 familias, tuvieron que desplazarse de siete veredas ubicadas a tres días de camino del casco urbano del municipio. Estas personas llegaron hasta el resguardo Pueblo Nuevo donde están confinados.

“Estamos atendiendo el confinamiento de los indígenas de Dabeiba. A través de un helicóptero de una consorcio que siempre nos ayuda cuando pasan estos casos, este miércoles 29 de septiembre ya logramos empezar a entrar los alimentos para ayudar a la comunidad que está desplazada”, dijo el director de la Unidad de Víctimas de Antioquia, Wilson Córdoba.

También puede leer: Congresistas piden a la Fiscalía otorgar garantías al líder Jimmy Moreno

Según advirtió la Defensoría del Pueblo en su alerta temprana 009-19, en Dabeiba y los municipios cercanos hay presencia de diferentes grupos armados, dentro de los que destacan el Clan del Golfo, el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y las disidencias de las Farc con su frente 36. Estas estructuras han entrado en un conflicto por el control del territorio, así como de las rutas del narcotráfico.

“La disputa armada entre las AGC y el FGO del ELN; por el control de la cadena productiva del narcotráfico y la minería ilegal en el Cañón de la Llorona, los corregimientos de Cruces, San José de Urama y Camparrusia en el municipio de Dabeiba. Así como por las acciones de expansión y contención de las AGC y el ELN hacia zonas que fueron controladas por las FARC-EP. Esto con grave afectación a los pueblos ancestrales indígenas y comunidades campesinas de este municipio”, advirtió la Defensoría.

Le puede interesar: Más noticias de Colombia aquí

Según Córdoba, uno de los puntos complicados y que han llevado al desplazamiento de estas comunidades son la siembra de minas antipersonales en los caminos, lo que no les ha permitido cultivar la tierra. Además varios integrantes de estos pueblos indígenas han recibido amenazas por parte de los grupos armados.

Esta es una situación parecida a la que ocurre en Murindó, donde desde principio de este 2021 las comunidades indígenas de este municipio vecino de Dabeiba han sufrido confinamientos por la presencia de minas antipersonales sembradas por el Eln para frenar el avance del Clan del Golfo.

Comparte: