30 May 2014 - 3:22 p. m.

Cese de fuego a medianoche

Las Farc y el gobierno de Belisario Betancur lograron un pacto de cesamiento de actividades militares por más de un año, además del compromiso de la conversión del grupo guerrillero en una fuerza política. Carlos Murcia informó así para este diario sobre el que hasta ese entonces era el máximo logro en cuanto a acercamientos de paz con la guerrilla.

Carlos Murcia (Publicada el 27 de mayo de 1984)

 En un hecho que ha sido considerado como verdaderamente trascendental para el país, como consecuencia de la política de paz emprendida por del presidente Betancur, cerca de doce mil guerrilleros de las Farc, pertenecientes a 27 frentes de combate, decretarán el cese del fuego a partir de la noche de hoy e iniciarán una tregua de un año, durante la cual se adelantará un diálogo nacional para concretar reformas políticas y sociales en el país.
Así lo anuncian ‘Manuel Marulanda Vélez’ (‘Tirofijo’), ‘Jacobo Arenas’, ‘Alfonso Cano’ y otros 50 comandantes de las Farc que firman el documento en el cual se ordena suspender las hostilidades a partir de las 00 horas del 28 de mayo.

Comunicado oficial

El original se encuentra en manos del presidente Belisario Betancur y será revelado esta noche por radio y televisión, junto con un comunicado en el que el Gobierno protocoliza también el alto al fuego con esa organización guerrillera, en cumplimiento del Pacto de La Uribe (Meta) y anuncia la Comisión Verificadora que se encargará de la vigilancia de la tregua y del cumplimiento de todas las etapas señaladas en el acuerdo de paz.

Cerca de 50 o 60 personas, entre ellos varios delegados de las Farc, componen esa Comisión Verificadora, cuya instalación se llevará a cabo probablemente mañana a las 10:00 a.m. en la Casa de Nariño, en presencia del jefe de Estado.

La Comisión estará compuesta por representantes del Gobierno, el Congreso, las Fuerzas Militares, la guerrilla, los partidos políticos, la Iglesia, la Procuraduría, la Comisión de Paz de los Comité de los Derechos Humanos y por voceros de otras instituciones y organizaciones nacionales.

Los principales gestores del acuerdo con las Farc fueron John Agudelo Ríos, Alberto Rojas Puyo, Samuel Hoyos Arango, César Gómez Estrada, Rafael Rivas, Posada Samuel Hoyos Arango y Margarita Vidal, en conjunto con otros integrantes de la Comisión de Paz.

Agudelo Ríos y Rojas Puyo, sobre todo, tuvieron intensos contactos con la guerrilla, en un paciente proceso de conversaciones que duró ocho meses y que culmina precisamente en momentos en que se cumplen hoy los 20 años de la Declaración de Marquetalia que dio origen (el 27 de mayo de 1964) a las Farc
Para mañana lunes está prevista una “Jornada por la paz y la apertura democrática”, con el apoyo de los partidos políticos y las centrales obreras a través de la cual se espera que los colombianos se solidaricen públicamente con los acuerdos.

Dificultades

Las gestiones para un pacto sobre el cese del fuego, el diálogo y la tregua con el M-19, el Epl y el ADO sufrieron un virtual empantanamiento en las últimas horas, ante nuevas exigencias hechas por los dirigentes de esas agrupaciones guerrilleras como el levantamiento del Estado de Sitio y la apertura de un gran diálogo nacional con el concurso de todos los colombianos como paso previo a una tregua.

Comisionados del M-19 y el Epl (Álvaro Fayad, Andrés Almarales y Luis Otero, y Óscar William Calvo) conferenciaron ayer con dos miembros de la Comisión de Paz (John Agudelo Ríos y Rafael Rivas Posada); con dirigentes de los partidos políticos tradicionales (Jaime Castro Castro y Álvaro Leyva Durán); con el exministro Bernardo Ramírez, así como voceros del Gobierno, para estudiar las bases preliminares de unas conversaciones tendientes a conseguir que estas dos organizaciones guerrilleras también declaren el cese del fuego.

Después de la reunión, llevada a cabo en la residencia del periodista Juan Guillermo Ríos, fue convocada una rueda de prensa para dar a conocer los pormenores de la entrevista que acababa de efectuarse. Aunque no se logró nada definitivo, los participantes en el diálogo anunciaron que las gestiones continuarán en los próximos días para tratar de ir superando progresivamente los obstáculos que impiden el acuerdo.

Uno de los representantes del M-19. Álvaro Fayad, expresó que “hay un espíritu favorable y deseoso y con sentido práctico para la paz. Pero de una paz que signifique alza de salarios, paz en las condiciones de vida de todos los colombianos”. Consideró Fayad que el acuerdo firmado con las Farc no lo comparten totalmente, porque “le faltan compromisos nacionales y faltan beneficios para el pueblo".

Hay lealtad

Uno de los integrantes de la Comisión de Paz, el doctor Alberto Rojas Puyo, representante del Partido Comunista, dijo que “no podemos dudar de la sinceridad con que están actuando los comandantes de las Farc, pero es necesario que de parte del Gobierno, los partidos políticos y las fuerzas vivas de la nación exista una respuesta en el mismo sentido, para buscar las reformas sociales y políticas, y el avance decisivo hacia la democracia participante”.
Advirtió que sólo así habrá una paz verdadera en Colombia, y agregó que si el país continúa reaccionando con actitudes beligerantes frente a las manifestaciones de protesta social o política no se logrará crear el clima que haga posible la transformación del país. Observó que no se consigue nada con la implantación del Estado de Sitio ni con la militarización de los conflictos laborales.

Reformas de fondo

Alberto Rojas Puyo aclaró que el acuerdo de La Uribe no se fundamenta en concesiones personales a los miembros de las Farc, como lo han sugerido dirigentes de otras organizaciones, sino por el contrario en la búsqueda de reformas sociales y políticas de fondo.

Dijo que por eso en el documento firmado con los miembros del Secretariado Nacional de las Farc se habla de la reforma agraria, de la reforma electoral, de las reformas laborales, del acceso de todos los colombianos, de los grandes medios de comunicación del Estado, del Plan de Rehabilitación, de la elección popular de alcaldes y, en fin, de una serie de cambios que beneficiarán a todos los colombianos y principalmente a los de las clases desprotegidas.

John Agudelo Ríos y Alberto Rojas Puyo consideraron que en el cese del fuego y la tregua que se inician a la medianoche participa el 80 por ciento de las fuerzas guerrilleras que operan en el país.

Otros tres miembros de la Comisión de Paz, Rafael Rivas Posada, Alfredo Vásquez Carrlzosa y monseñor Rafael Gómez Hoyos, concedieron declaraciones a Caracol, en el Personaje de la Semana que se transmitirá hoy, y explicaron el procedimiento para la vigencia del Pacto con las Farc. Anunciaron que también el Ejército acatará el cese del fuego a partir de la medianoche de hoy. Los tres voceros de la Comisión de Paz opinan que no existen pruebas sobre una supuesta alianza de las guerrillas y los narcotraficantes.

En medios extraoficiales se habla de que sólo existiría un grupo disidente dentro de las Farc, el comando "Ricardo Franco", que no se acogería al cese del fuego esta noche.

Temas relacionados

50 años de las Farc
Comparte: