2 Dec 2008 - 11:54 a. m.

Detrimento patrimonial por $3.700 millones, denuncia la Contraloría General

Un presunto detrimento patrimonial por cerca de $3.700 millones, por irregularidades en contratación adelantada por la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) en la vigencia 2007, reveló el contralor Julio César Turbay Quintero.

El Espectador

La suma citada incluye los $601 millones correspondientes a los contratos que suscribió la CRA para sembrar 26.400 árboles en los 22 municipios del departamento del Atlántico, actividad que no se realizó íntegramente, pese a lo cual las ONG, asociaciones, fundaciones y cooperativas contratadas recibieron los pagos acordados, dice el organismo de control en un boletín.

La entidad de control determinó por estos hechos un total de 22 hallazgos fiscales, disciplinarios y penales. Durante los meses de julio, septiembre y octubre del presente año, los investigadores de la Contraloría General, acompañados de un ingeniero agrónomo del ICA y de funcionarios de la Unidad Municipal Técnico Agropecuaria de cada uno de estos municipios, estuvieron en cada uno de los sitios donde suspuestamente se realizaron las labores de arborización, verificaron el incumplimiento de la actividad contratada y obtuvieron testimonios donde se confirmaba tal situación.

El interventor del contrato para los 22 convenios suscritos había manifestado en un informe escrito que los contratistas habían dado cumplimiento, pero sin aportar las pruebas pertinentes.

Los residentes de los sitios aledaños a la siembra de árboles declararon que ésta no se efectuó durante el año 2007 sino, en parte, en los meses de junio y julio del 2008, incumpliendo así los requisitos exigidos en los términos de referencias y el convenio.

Las conductas irregulares detectadas por la Contraloría General, en este caso, involucran a funcionarios de la CRA y a los diferentes contratistas. La gerencia departamental de la Contraloría ya dio traslado de algunas de estas actuaciones a la Fiscalía y a la Procuraduría, que la semana anterior ordenó la captura de varios involucrados, entre ellos el suspendido director de la corporación.

La totalidad de las diligencias adelantadas por la Contraloría General sobre las irregularidades señaladas empezaron a ser trasladadas, para las respectivas investigaciones penales, disciplinarias y fiscales (al Grupo de Investigaciones Fiscales de la Gerencia Departamental). Hubo alguna demora en este traslado porque resultó dispendioso fotocopiar por triplicado carpetas que tienen más de 250 folios por cada proceso.

Temas relacionados

Contraloría General
Comparte: