26 Nov 2008 - 10:46 p. m.

Emergencia invernal

Mientras la tragedia enluta a 26 de los 32 departamentos, el Gobierno reconoce negligencia en la activación de comités de apoyo.

Marcela Osorio Granados

Inundaciones, desbordamientos de ríos, deslizamientos de tierras, 34 personas muertas y rostros de impotencia ante el dolor de haberlo perdido todo por la tragedia invernal, son el desolador panorama que viven 26 de los 32 departamentos del país como consecuencia de la fuerte temporada de lluvias que comenzó a mediados de septiembre.

Como si todo esto fuera poco, el Gobierno Nacional, al ver desbordada su capacidad de ayuda para los damnificados, terminó reconociendo ayer que hubo negligencia en cuanto a la activación de los comités de atención de emergencias locales, sobre los cuales pesaba la responsabilidad del primer nivel de atención para las personas afectadas.

“Desde principio de año se fijaron las líneas de trabajo del Gobierno Nacional, que debían haber sido complementarias a las acciones de los alcaldes. Pero para quienes no lo hicieron, obviamente el impacto ha sido muy fuerte. No determinaron sitios de albergue, no dejaron recursos”, señaló Luz Amanda Pulido, directora de la Oficina de Atención y Prevención de Desastres.

Según dicha entidad, las lluvias tienen a más de 226 municipios en crisis y cerca de 600 mil personas damnificadas. El departamento más afectado por la ola invernal es Antioquia, en donde se han registrado 45 emergencias y 15 personas muertas. El desbordamiento del río Cauca generó graves inundaciones en municipios como Nechí y Caucasia.


De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), las precipitaciones son especialmente intensas en el archipiélago caribeño de San Andrés y Providencia y toda la costa norte colombiana. El Ideam mantiene vigentes alertas sobre varios ríos de importancia, entre ellos el Magdalena y el Cauca.

El Magdalena provocó una emergencia en Puerto Salgar, Magdalena Medio, en donde 400 familias fueron evacuadas debido a la creciente del río, que superó la cota de los seis metros y bloqueó un muelle que comunica con La Dorada y Puerto Boyacá.

En Cauca, una avalancha que se produjo ayer sobre la zona rural de la localidad de Miranda, causada por la quebrada Caparrosal, produjo la muerte de diez personas, mientras cinco resultaron heridas. El alud arrasó con varias viviendas y bloqueó algunas vías, lo que dificultó el traslado de heridos a los hospitales de ese municipio o a Florida, Valle.

Si usted está interesado en apoyar con alimentos no perecederos o implementos de aseo a las miles de familias colombianas que lo perdieron todo como consecuencia de las lluvias, puede hacer llegar sus donaciones a las sedes de Servientrega en todo el país o a las dependencias de la Cruz Roja Colombiana. Si prefiere hacer un aporte en efectivo, consígnelo en la cuenta corriente BBVA 242-016244 a nombre de la Cruz Roja Colombiana. Caracol Noticias y El Espectador lo invitan a solidarizarse con los damnificados.

Temas relacionados

Invierno
Comparte: