En vivo
Implicados en caso MinTIC falsificaron tres garantías bancarias: Fiscalía
Inicia la judicialización del contratista Emilio Tapia, el representante legal de Centros Poblados, Luis Fernando Duque; y el agente de seguros Juan José Laverde. Los primeros en ser vinculados a un proceso penal por el contrato que pretendía llevar conectividad a las escuelas rurales.
Inicia la judicialización del contratista Emilio Tapia, el representante legal de Centros Poblados, Luis Fernando Duque; y el agente de seguros Juan José Laverde. Los primeros en ser vinculados a un proceso penal por el contrato que pretendía llevar conectividad a las escuelas rurales.
Minimizar
29 Mar 2021 - 11:02 p. m.

En El Charco, Nariño, hay 4.000 personas desplazadas por enfrentamientos armados

Esta lucha se está presentando entre las diferentes organizaciones armadas ilegales que hay en el departamento, dentro de las que destacan el Eln, el Clan del Golfo y las disidencias de las Farc.

Alrededor de 4.000 personas han tenido que salir desplazadas del municipio de El Charco debido a combates entre diferentes grupos armados que buscan hacerse con el control de esta zona del país. Esta situación fue advertida en una alerta temprana emitida por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) el pasado martes 23 de marzo.

Estos enfrentamientos se dan debido a que estos grupos armados están buscando el control del territorio y de las rutas del narcotráfico que pasan por la zona. El Charco está ubicado en el norte de Nariño y tiene frontera con el océano Pacífico, por lo que esta es una región importante para el tráfico de estupefacientes y la salida de los mismos.

También puede leer: Por enfrentamientos entre grupos armados, más de 2.000 personas salieron desplazadas en Cauca

Por el momento, según aseguró el alcalde del municipio, Víctor Candelo, los combates persisten. “El temor que tenemos es que a medida que los enfrentamientos se empiecen a dar en otros territorios, se aumentará el desplazamiento. En el 2007 registramos el mayor desplazamiento con cerca de 14 mil personas y esto es lo que nos sigue preocupando”, le dijo el mandatario a RCN Radio.

Según Ocha, esta situación está afectando a siete veredas de comunidades afrodescendientes del municipio. Los desplazados están llegando al casco urbano del municipio y otras están yendo a otras veredas aledañas que no están siendo impactadas por esta ola de violencia.

La Alcaldía del municipio inició un plan para poder brindarle seguridad en materia de alimentación, salud, higiene, protección y agua a esta población. Sin embargo, según la oficina de las Naciones Unidas, las autoridades han tenido problemas para llevar esta atención hasta las veredas más afectadas. Además, los recursos son escasos, por eso piden ayuda del Gobierno nacional.

“Nuestro llamado es que podamos entrar alimentos, kits de aseo, colchonetas, cobijas, todos los elementos necesarios para atender a la comunidad. No sabemos lo que pueda pasar, pues en algunos lugares se han cortado las comunicaciones”, aseguró Candelo en la misma entrevista.

Según el mandatario, en este momento hace presencia en el territorio la Policía y la Armada Nacional, pero asegura que las unidades son muy pocas. Además la segunda institución está ubicada en el casco urbano del municipio y no ha podido llegar a donde se están registrando los combates, lo que hace que estos persistan.

“Estas personas se están desplazando a las veredas Isupí, Playa grande, Pambilero, El Balsal, una gran cantidad llegaron al casco urbano y están siendo atendidas. Esto viene ocurriendo desde el domingo de la semana pasada, ya son ocho días de esta situación, ya se hicieron los protocolos y los comités, pero necesitamos la ayuda del Gobierno nacional”, le dijo el mandatario al mismo medio.

La situación de violencia en el Pacífico colombiano, que incluye a Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Chocó, son muy parecidas en cuanto a que son zonas claves para el control de las rutas del narcotráfico. El 11 de enero de 2021 la Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana para Tumaco, otro de lo municipio que colinda con el océano Pacífico.

En esta advirtió que estos municipios son de “interés para grupos armados ilegales, ya que se encuentra estratégicamente ubicada en la vía que comunica a los municipios de Roberto Payán en una ruta que permite el tráfico de drogas que provienen desde la subregión del Telembí hacia Centroamérica”. Esta dinámica se repiten a lo largo de la región Pacífica colombiana.

Le puede interesar: Por territorios minados, 1.500 indígenas están confinados en Frontino (Antioquia)

En lo que va de 2021 se comprueba esto en territorios como el Cauca o Buenaventura, donde la violencia se ha recrudecido debido a estas dinámicas. En Argelia (Cauca) desde el inicio del año se han venido presentando enfrentamientos entre el Eln y las disidencias de las Farc por el control territorial que ha dejado desplazados, como los 2.000 que tuvieron que salir este fin de semana del corregimiento de El Plateado hacia el casco urbano del municipio.

En Buenaventura durante este año también hubo una ola de violencia por la separación de la banda La Local. Sin embargo, este grupo está encargado del microtráfico dentro del municipio, pero en las zonas rurales hacen presencia estos mismo grupos armados que ven al puerto como una de las zonas más importantes para sacar la droga que transportan hacia Centroamérica y Norte América.

Comparte: