24 Sep 2019 - 3:35 p. m.

Gerente de Osaki aseguró que el "Arroz Gracias" no es sinónimo de clasismo

El restaurante Osaki creó un platillo dirigido a porteros, personas del servicio, conductores, niñeras, o cualquier otra persona a quien se quiera agradecer. Varias personas calificaron el hecho como un acto discriminatorio.

* Redacción Nacional

Muchas críticas y un fuerte debate se generó este lunes en redes sociales por cuenta del anuncio del restaurante Osaki y su particular plato denominado “Arroz Gracias”. Un platillo que cuesta $8.500 y está dirigido exclusivamente a porteros, personas del servicio, niñeras o cualquier otra persona a quien quiera agradecer.

De acuerdo con el restaurante, este es un plato “para que tenga la oportunidad de compartirlo y agradecerle a las personas que, con su trabajo, cuidan y garantizan su seguridad y bienestar”.

 

— Gloria S Esquivel G (@gsesquivel) September 23, 2019  

A raíz de estas declaraciones varias personas calificaron el plato como clasista y discriminatorio porque está dirigido a una clase trabajadora en específico y por eso su precio es menor. Un platillo cuesta normalmente $25.000.

Lea: Indignación por discriminación a un cantante campesino en restaurante de Medellín

“Esto no es un plato que se dé en el restaurante. Es un plato exclusivo de domicilios. Pensamos que con los mismos ingredientes de la carta se podía crear un menú para agradecer a aquellas personas que se esmeran por nuestro bienestar”, explicó Noel Ramírez, gerente de la cadena de restaurantes Osaki, a Blu Radio. Asimismo, aseguró que el plato no es clasista ni mucho menos discriminatorio, al contrario, lo que quería generar el restaurante era un acto de agradecimiento a esas personas.

 

— GABRIEL SOLANO. (@GABRIELSOL88) September 23, 2019 “Esto no es un plato hecho con ingredientes distintos a los que usamos en el restaurante. Un arroz similar a Arroz Gracias debe estar al orden de los 26.000 pesos. Lo único que quisimos es que las personas que van al restaurante lleven un plato de agradecimiento a quienes los cuidan”, indicó el gerente.

El restaurante publicó un comunicado en sus redes sociales en el que afirmó que “no es la primera vez que el Arroz Gracias es objeto de controversia. Este plato, que lo venimos vendiendo desde finales de 2018, ha generado comentarios a favor y en contra, y nos vemos en la obligación de revisar la manera cómo lo estamos comunicando”.

En el documento  pone de manifiesto que seguirá con este tipo de iniciativa, porque “es mucho más discriminatorio pasar por el frente de nuestros colaboradores con pedidos de comida y no tener un gesto de cariño y agradecimiento con ellos”.

 

— Restaurante Osaki (@OsakiBogota) September 23, 2019

Comparte: