7 Jan 2010 - 10:59 a. m.

Gobierno estudia declarar destastre nacional por incendios forestales

La declaratoria permitirá allegar recursos para atender la emergencia provocada por los incendios que se presentan en varias zonas del país.

El Espectador

El anuncio hecho por el Gobierno permitirá que las autoridades encargadas de controlar los incendios tengan recursos para hacerle frente a la emergencia teniendo en cuenta que apenas la temporada seca empieza en el país.

La proliferación de incendios forestales en diferentes zonas del país, que han destruido un importante número de hectáreas de bosques nativos, ha llevado al Gobierno a considerar la posibilidad de declarar el estado de desastre nacional que le permitirá obtener recursos para enfrentar los hechos generados por la acentuación de la época de sequía que vive el país.

La presencia del fenómeno del Pacífico (antes llamado del Niño) está generando daños muchos más grandes en la economía colombiana y en el medio ambiente, superior a lo estimado por el Gobierno.

El ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Carlos Costa, indicó que la declaratoria de desastre nacional permitirá disponer de recursos para "enfrentar lo que parece va a ser una temporada muy fuerte" en materia de sequía.

Pese a que algunos incendios ya se han contralado, no se descarta que se presenten en otras regiones y hasta el momento la autoridad no ha determinado si son provocados o generados expontáneamente.

El Gobierno admitió que hasta el momento han sido afectadas por el fuego al menos 2.000 hectáreas de bosques en 11 departamentos y 77 municipios. Los incendios no han dejado víctimas humanas pero si cuantiosas pérdidas y dos viviendas destruidas en Guatavita (Cundinamarca) y Orocúe (Casanare).

La presencia del Fenómeno del Pácífico se ha manifestado en la presencia de crudas heladas en la zona cundiboyacense destruyendo sembrados de papa. En Ventaquemada (Boyacá), cultivadores del tubérculo manifestaron que el intenso frío de las madrugadas ha arruinado por lo menos 100 hectáreas de cultivos de papa y algunos pastos.

El Gobierno ha comenzado a evaluar la situación de los cultivadores de papa y de los floricultores para diseñar planes de ayuda para tratar de aliviar la difícil situación en que se encuentran. 

 

 

Comparte: