30 May 2014 - 5:45 a. m.

Las propuestas uribistas en torno a la paz

El uribismo insiste en que el país debe tener una paz sin impunidad. Sin embargo, luego del acuerdo entre el Partido Conservador y el Centro Democrático el candidato uribista aseguró que le dará una oportunidad a la mesa de diálogo de La Habana Cuba.

Redacción Política

Una de las banderas del uribismo durante la pasada campaña de primera vuelta por la Presidencia de la República, que dejó como resultado a Óscar Iván Zuluaga y a Juan Manuel Santos disputando la segunda vuelta, fue que el proceso de paz que adelanta el Gobierno se está haciendo de espaldas al país sin una negociación clara.

Incluso el mismo candidato uribista llegó a afirmar que de llegar a la Casa de Nariño suspendería la negociación con una condición clara: el cese de toda acción criminal contra los colombianos, permanente y verificable por organismos internacionales”.

Sin embargo, el pasado miércoles, Óscar Iván Zuluaga y la excandidata conservadora Marta Lucía Ramírez llegaron a un acuerdo para “darle una oportunidad a la paz”. Según el candidato uribista “acordamos darle continuidad al proceso con las Farc en La Habana, hacer una evaluación de los puntos acordados pero que se dé a conocer todo a los colombianos”

Dicha oportunidad al proceso, según él, tiene que ver con establecer condiciones claras y tiempos específicos del actual proceso “que permitan avances definitivos y que se puedan medir para darle la confianza y credibilidad”.

Y agregó que no está traicionando a quienes votaron por él el pasado 25 de mayo, “estoy seguro que mis electores en primera vuelta entienden las circunstancias de los resultados del domingo y la necesidad de avanzar en acuerdos con sectores políticos que permitan darle la mayor solidez a la candidatura que yo represento. Sin embargo, les recuerdo que se mantienen las mismas exigencias y condiciones para la búsqueda de una paz negociada”, dijo en la mañana del pasado jueves a Blu Radio.

Esta versión fue ratificada por Marta Lucía Ramírez, quien se convirtió en la jefe de debate de Zuluaga, según ella, “hay tantas cosas que han hecho las Farc que si se hubieran puesto condiciones desde el principio se hubiera debido parar el proceso, pero como no hay condiciones ellos creen que pueden correr la cerca cada vez más”.

La candidata dijo que en este punto de la negociación “la sociedad deben darle un ultimátum al proceso, la sociedad debe exigirlo”.

“Hay dos cosas distintas hemos dicho que le exigimos a las Farc unas condiciones para continuar negociando, otra cosa es la negociación la sociedad no quiere una paz con impunidad este no es el capricho del próximo presidente es un mandato de los colombianos”, dijo en declaraciones al noticiero CM&.

El acuerdo y la posición de los uribistas frente al proceso de paz la defendió el senador electo Álvaro Uribe quien dijo que solo con el secuestro de la niña en el Cauca es suficiente “para que el Gobierno se levante de la mesa, ese tipo de situaciones no las aceptarían ni Zuluaga ni Ramírez”.
Y agregó que el candidato nunca ha cambiado su posición frente a la paz.

Frente a esto, Germán Vargas Lleras, candidato a la vicepresidencia de Juan Manuel Santos, dijo que estas son posiciones “sumamente contradictorias, el pasado jueves anunciaron una posición, el domingo otra, el lunes enfatizaron una suspensión”.

Y agregó que “quien ha liderado el proceso contra el proceso de paz son el senador Uribe y el candidato Zuluaga quienes claramente han expresado su desacuerdo con el diálogo, las mayores contradicciones provienen de la posición cambiante del candidato Zuluaga. Qué bueno que haya cambiado de posición porque nadie entiende su criterio para concretar una negociación”.

Comparte: