Publicidad
12 May 2022 - 2:32 p. m.

Liberaron a soldados retenidos en batallón de Tibú, en Norte de Santander

Alrededor de 300 campesinos mantenían bloqueado el paso de los uniformados. El pasado miércoles, la Defensoría llegó a un acuerdo para que permitir el restablecimiento de los servicios públicos.
El Ejército denunció que los campesinos de la zona impidieron sus actividades de erradicación de cultivos para uso ilícito.
El Ejército denunció que los campesinos de la zona impidieron sus actividades de erradicación de cultivos para uso ilícito.
Foto: Defensoría del Pueblo

Luego de tres días de retención, las autoridades confirmaron la liberación de alrededor de 120 soldados que se encontraban en la base militar de Tibú, Norte de Santander, luego de que un grupo de campesinos impidió su paso, en medio de operativos para la erradicación de cultivos de coca que se realizan en la zona.

“A través del diálogo (...) logramos que los campesinos” dieran “paso a las tropas que se encontraban en la base militar”, dijo a la AFP el personero de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, donde los uniformados estaban acorralados.

El inconformismo de la comunidad se centra en la forma como se ha aplicado el programa de sustitución de cultivos ilícitos y los incumplimientos del mismo, por lo que los campesinos de la vereda Caño Indio formaron una cadena humana e impidieron las labores de los uniformados.

(Lea: Sugerencias para que Quibdó salga de su vorágine de violencia)

Tras la retención de los uniformados, el pasado 9 de mayo, la comunidad cortó los servicios del batallón, en rechazo a las actividades de erradicación, por lo que el general Omar Sepúlveda, comandante de la Segunda División del Ejército, denunció que cerca de 300 campesinos cocaleros habían retenido a un grupo de aproximadamente 120 soldados.

Tras diálogos con la Defensoría del Pueblo y la Personería de Tibú, el pasado 11 de mayo se logró el restablecimiento de los servicios de agua y electricidad dentro de la base militar, pero se mantuvo el cerco humanitario para impedir la salida de los uniformados de la base militar.

“Se espera la presencia de autoridades nacionales para avanzar en la mediación ante la retención de soldados por parte de campesinos de la zona, debido a inconformidades en el programa de sustitución de cultivos ilícitos”, manifestó la Defensoría del Pueblo.

Cabe resaltar que cerca de mil campesinos de la zona rural de Tibú, manifestaron en los últimos días que las actividades adelantadas por el Ejército están afectando “la tranquilidad, libre movilidad, la seguridad, lo cual afecta la permanencia en el territorio de los campesinos”.

(Le puede interesar: Buenaventura, más que un puerto)

Por esto, solicitaron la presencia del gobierno nacional, departamental y municipal para exigir el cumplimiento del cuarto punto de los acuerdos de paz, el cual está relacionado con la sustitución de los cultivos ilícitos.

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en Norte Santander hay aproximadamente 40.000 hectáreas sembradas con coca, lo que lo convierte en uno de los departamentos con mayor concentración de estos cultivos en el país.

Síguenos en Google Noticias