18 Nov 2008 - 10:01 a. m.

Lluvias dejan 22 muertos y medio millón de damnificados

Al menos 22 personas murieron, otras siete están desaparecidas y medio millón resultaron damnificadas por las fuertes lluvias que caen desde mediados de septiembre, informó el director de la Cruz Roja Colombiana, Carlos Iván Márquez.

Agencia EFE

“Desafortunadamente el número de muertos en esta segunda temporada invernal ya es un número grande, ya son 22 los muertos registrados”, dijo el funcionario a periodistas.

Márquez señaló que las lluvias se han incrementado en las últimas semanas y afectan 199 municipios en 24 de los 32 departamentos. La segunda temporada invernal, que se inició el 15 de septiembre y se extenderá hasta mediados de diciembre, ha destruido 400 viviendas y 38.820 más quedaron averiadas.

“Ya son 100.530 las familias que han sido afectadas por la temporada invernal, ya estamos llegando a las 500 mil personas y 24 departamentos afectados”, añadió.

El director de Socorro Nacional indicó que durante el fin de semana resultaron afectados principalmente los departamentos de Antioquia (noroeste), donde varias personas están desaparecidas, y Tolima (centro) con 480 familias afectadas en los municipios de Venadillo y Anzoátegui.

Así mismo, Quindío con 790 familias afectadas y Caldas, cuya capital, Manizales, reporta que el 85 por ciento de la población no tiene el servicio de agua.

Socorro Nacional y la Cruz Roja Colombiana pidieron a los gobernadores y alcaldes hacer una llamado de “alerta temprana” en las localidades que queden en las riveras de los ríos Cauca, Magdalena, Sinú, San Jorge, Atrato y zonas de ladera.

Entre tanto, las autoridades de Medellín continúan las tareas de rescate de las dos últimas personas que están desaparecidas por el derrumbe del domingo en El Poblado, donde ya han sido recuperados doce cadáveres.

El presidente, Álvaro Uribe, visitará esa zona de la tragedia y pidió el lunes a los líderes comunitarios y a las autoridades que informen oportunamente a las personas sobre los riesgos por las lluvias.

Como una “amenaza grave para el país” calificó el mandatario la temporada invernal y pidió a los organismos de emergencia tomar las decisiones oportunas para evitar tragedias como la sucedida en Medellín.

“Tenemos que trabajar con toda la solidaridad, tomar a tiempo todas las decisiones”, indicó.

Según la Oficina Nacional para la Prevención y Atención de Desastres las precipitaciones durante todo este año han sido de las más graves en una década y han ocasionado al menos 154 muertos y casi un millón de damnificados.

Temas relacionados

DamnificadosOla invernal
Comparte: