29 Jul 2021 - 1:59 p. m.

Marchas en Bucaramanga terminaron en disturbios y enfrentamientos

Las autoridades rechazaron la instalación de un cable en medio de una vía. Aseguran que el único objetivo que tenía era causarle daño a policías y otros civiles.

El miércoles 28 de julio hubo una nueva jornada de marchas en Bucaramanga. Desde las 10:00 a.m., varios manifestantes estuvieron haciendo una olla comunitaria en la “Gorda de Botero” en el parque San Pío. A las 2:00 de la tarde salieron rumbo al Mesón de los Bucaros en una manifestación que fue pacífica hasta las 7:00 p.m., cuando un grupo de personas empezó a realizar actos vandálicos.

Los actos de vandalismo y los enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes fueron en las calles del barrio La Universidad, el San Francisco y el San Alonso. Esta zona, donde también está la Universidad Industrial de Santander y el Estadio Alfonso López, ha sido foco de violencia durante las marchas de los últimos tres meses.

También puede leer: El fenómeno detrás de la crisis en Necoclí

Esta convocatoria a las marchas fue para conmemorar los tres meses desde el inicio del paro nacional. Además para exigirle al gobierno nacional el cumplimiento de los puntos presentados en el pliego de peticiones, entre ellos la garantía para la protesta social y la socialización del nuevo proyecto de reforma tributaria.

“La administración local instaló el Puesto de Mando Unificado (PMU) para hacerle seguimiento a la protesta social que hubo en la ciudad el miércoles 28 de julio. A las 7:00 de la noche, algunas personas empezaron a quemar árboles en el sector del Estadio Alfonso López; Bomberos de Bucaramanga tuvo que llegar a actuar y apagar las conflagraciones”, aseguró Melissa Franco, secretaria del Interior de la capital de Santander.

Según el coronel Luis Quintero, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucarmanga, las personas que cometieron los actos de vandalismo sabían que a esa hora había un partido de fútbol en el Estadio Alfonso López. Esto, según dijo el uniformado, fue aprovechado por los manifestantes, pues sabían que los agentes no iban a utilizar bombas aturdidoras o de gases para no afectar un espectáculo que le hace bien a la ciudad.

Uno de los actos que más reprocharon las autoridades, fue la instalación de un cable en medio de una vía. “Hubo un acto criminal cuando unas personas pusieron una cuerda atravesada en la vía con el único objetivo de hacerle daño a los agentes o a cualquier persona que estuviera pasando por el sector”, dijo Franco.

Le puede interesar: “Esta es la mayor crisis de la región de Urabá”: alcalde de Necoclí, Antioquia

A raíz de estos hechos tuvo que intervenir el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) para recuperar el orden público. Las autoridades no han reportado manifestantes heridos. Desde la Policía aseguraron que dos agentes tuvieron que ser trasladados a un centro asistencial de la ciudad por alguna heridas que no fueron de mucha gravedad.

“Estas personas también siguen dañando las cámaras del sector, a pesar de lo mucho que sirven estos objetos para la seguridad ciudadana y para hacer capturas en Bucaramanga. Hubo una afectación a un establecimiento privado. Seguimos rechazando estos actos de violencia. La Policía seguirá actuando contra estas personas las veces que se requiera”, finalizó la secretaria del Interior de la ciudad.

Comparte: